Navidad 2016

Madres trabajadoras: Cómo mantener a raya el estrés

Madres trabajadoras: Cómo mantener a raya el estrés

Compaginar el trabajo y las responsabilidades familiares no siempre es fácil, lo que puede hacernos más vulnerables al estrés, salvo que lo mantengamos a raya.

por en Consejos prácticos para mamás, Estrés, Mamá, consejos mamás, Madre trabajadora
Última actualización:
    Madres trabajadoras: Cómo mantener a raya el estrés

    Si además de mujer eres madre y trabajadora, eres una candidata idónea a sucumbir al estrés propio de las responsabilidades familiares y laborales. Y no es que seas más vulnerable, es que no siempre es fácil conciliar familia y trabajo por mucha voluntad que pongamos en ello. De hecho, estudios científicos han constatado que las madres trabajadoras se estresan más que los padres a la hora de pensar en el cuidado de la familia y el hogar.

    El estrés no solo se puede, sino que se debe combatir, y hacerlo está en nuestras manos. La actitud con las que nos enfrentamos al día a día es fundamental. Mantener una actitud positiva pasa por centrarse en el presente -anticipar posibles problemas es la manera más rápida de vivir agobiado-, aceptar que hay cosas que no se pueden cambiar y ser paciente. Vamos a ver unas sencillas soluciones para mantener el estrés a raya y, al tiempo, mejorar nuestro bienestar.

    Como padres también tenemos que cuidarnos, siendo una responsabilidad el dar ejemplo adoptando hábitos saludables, los cuales nos ayudarán a combatir el estrés. Entre ellos, seguir una alimentación saludable, hacer ejercicio de maenera regular, evitar el tabaco y el alcohol

    Para romper la rutina conviene dedicar unos minutos al día a nuestro bienestar. Tiempo que podemos dedicar simplemente a relajarnos -tomar un baño o masaje relajante o practicar ejercicios de relajación- o para realizar actividades como leer, escuchar música, bailar, pintar. Para canalizar el estrés puede ser de ayuda escribir un diario.

    También es importante cuidar nuestra apariencia para mejorar nuestra autoestima, seguridad y, en definitiva, sentirnos mejor.

    A lo largo del día podemos poner en práctica sencillas técnicas de relajación, como tomarnos un descanso de unos minutos para relajar los músculos y respirar profundamente. Esto nos cargará de energía positiva y ayuda a liberar tensiones. Visualizar imágenes positivas o escuchar unos minutos de música relajante ayuda a canalizar mejor el estrés.

    Organizarse es importante para evitar imprevistos que pueden hacer más agobiante la jornada. Así que, lo más aconsejable, es recurrir a las listas y agendas con todas las tareas para organizar los horarios. Hay un montón de aplicaciones para optimizar mejor nuestro tiempo. Y también es fundamental delegar, es decir, como madre no tienes que cargar con todas las responsabilidades, sino que hay que compartir y enseñar a los niños a colaborar en el hogar.

    También te puede interesar: Errores que las madres divorciadas deben evitar a toda costa y toma nota de estos 7 consejos para madres solteras con hijos varones.

    618

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásEstrésMamáconsejos mamásMadre trabajadora

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares