Navidad 2016

Manualidades para niños: jarrones decorativos con sal [FOTOS Y VÍDEO]

Manualidades para niños: jarrones decorativos con sal [FOTOS Y VÍDEO]

Manualidades para niños: jarrones decorativos con sal. Hacer manualidades con los niños es una forma de fomentar su originalidad, su creatividad y su imaginación. Por ello, proponemos que cada poco tiempo hagamos una actividad con nuestros hijos encaminada hacia ese sentido.

por en Juegos Bebés, Mamá, Manualidades infantiles, Consejos Bebés, ideas regalos
Última actualización:

    Manualidades para niños: jarrones decorativos con sal. Con la ilusión que les hace a los más pequeños de la casa hacer cosas con sus propias manitas y nosotras no dejamos, en algunas ocasiones, que sean más creativos. Deberíamos estimularles más para que realizaran manualidades que les permitiera desarrollar de un modo u otro su carácter más imaginativo, ya que aunque nos parezca algo de poca importancia, el estimular desde pequeños a realizar cosas por sí mismos como por ejemplo un jarrón decorado con sal de colores, hará que ellos tengan más autoconfianza y que se sientan realizados al hacer algo con sus propias manos y utilizando toda su imaginación. ¿Que no quieres que lo pongan todo perdido? ¡Pues esta es la manualidad perfecta!

    Madres y padres de todo el mundo, ¡hay que fomentar la imaginación y la creatividad de nuestros niños! Aunque pensemos que no es tan importante fomentar esta parte de las habilidades de los más pequeños desde tan temprana edad, creedme, no es así.


    La creatividad es una actitud que todos tenemos desde que nacemos, la cuestión es que mientras unas personas la tienen muy desarrollada otras no poseemos la misma facilidad.

    Por este motivo y porque todos poseemos un poco de esta habilidad, es importante que intentemos desarrollarla en los más pequeños desde que empiezan a tener conocimiento y a poderse valer por sí mismos como para realizar diferentes juegos.

    ¿Por qué es tan importante? Pues pese a lo que mucha gente piensa, fomentar habilidades como la creatividad y la imaginación supone para el pequeño un gran reto a la hora de enfrentarse a algún juego o a algún puzzle por ejemplo, que les ayuda a otras muchas cosas.

    Es importante porque les ayuda a enfrentarse a problemas y, mucho más importante que esto, a solucionarlos. Por otro lado, les ayuda a desarrollar un pensamiento abstracto.

    De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) la persona a la que se le ha fomentado desde pequeño a ser creativo y a poner en marcha su imaginación reúne al cabo del tiempo características como: impulso para hacer cosas, a indagar, a investigar, aumenta su sensibilidad, conocimiento de uno mismo, fluidez, flexibilidad, síntesis y resolución rápida de problemas, favorece la socialización y capacidad de redefinición.

    Por todo lo anteriormente dicho y porque realmente creemos que es bueno que los niños realicen manualidades, como propusimos en artículos anteriores por ejemplo de realizar tarjetas de felicitación con sus propias manos y su imaginación, en este artículo os queremos enseñar cómo adornar un jarrón o un frasquito de cristal con sal de muchos colores.


    Para realizar esta manualidad necesitamos unos materiales muy simples y muy baratos, así como un modo de realización sumamente fácil y sin ningún riesgo, para que de esta forma lo puedan hacer los más pequeños con supervisión de un adulto.


    Materiales:

    • Un folio de papel (da igual el color)
    • Una caja de tizas de colores
    • Un paquete de sal
    • Un jarrón, vaso o tarro de cristal

    Realización:

    Lo que vamos a tratar de hacer es llenar el jarrón o tarrito de cristal con la sal coloreada, de tal forma que según por donde miremos veremos agua de diferentes colores.

    • Antes de nada tenemos que imaginar cómo queremos que sea la imagen que se refleje, los colores que queremos que aparezcan, etc.
    • Colocamos el folio encima de la mesa y doblamos hacia la parte interna del folio todos los bordes, para que de esta forma quede como una especie de cenicero y no se nos salga del papel la sal que introduciremos dentro.
    • Colocamos un poco de sal dentro del folio que hemos doblado previamente.
    • Agarramos una tiza del color que queramos que sea la base del frasquito y pintamos con esta tiza la sal que hemos esparcido dentro del folio. Una vez que hemos pintado toda la sal con la tiza, vertemos ésta en el frasco con cuidado de que no se derrame por los laterales. Podemos utilizar un embudo en caso de que nos resulte muy complicado.
    • Seguidamente utilizaremos otro color y haremos el mismo procedimiento que anteriormente. Al verter este otro color al frasquito empezará a tomar forma y comenzará a ser más original.

    Este es el procedimiento, simple ¿verdad? Pues el resultado ciertamente es original y muy bonito para decorar el cuarto del pequeño que lo haya realizado. Cuando se haya hecho varias veces el niño aprenderá a coger una técnica en la que podrá mezclar colores para formar tonalidades nuevas, así como aprender a colocar la sal de determinada forma para que en el jarrón se vea un dibujo como rombos, cuadrados, etc.

    ¿A qué esperas para contarles a los más pequeños lo que has leído en este artículo y ponerte manos a la obra con ellos para desarrollar y fomentar su creatividad?

    A continuación te dejo con un vídeo ilustrativo sobre cómo realizar la misma manualidad pero utilizando una bombilla:

    1103

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Juegos BebésMamáManualidades infantilesConsejos Bebésideas regalos

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares