Me falta el aire durante el embarazo: Causas y soluciones

Hablamos sobre la falta de aire durante el embarazo, las causas y sus posibles soluciones.

por , il

    Me falta el aire durante el embarazo: Causas y soluciones

    ¿Estás embarazada y notas que te falta el aire? Tranquila, es normal tener la sensación de que necesitas un mayor aporte de oxígeno ahora que estás en estado, te contamos por qué y cómo debes actuar al respecto.

    ¿Por qué me falta el aire durante el embarazo?

    La falta de aire durante el embarazo es normal y afecta a muchas mujeres, el cuerpo necesita una mayor cantidad de oxígeno debido a los cambios que se producen en él, entre ellos hay que destacar el incremento de hormonas, especialmente la progesterona, la cual afecta a los pulmones estimulando el centro respiratorio en el cerebro. El volumen de aire que inhalas a cada inspiración durante el embarazo aumenta notablemente.

    Debes tener presente también que a medida que avanza el embarazo, el útero crece ejerciendo presión sobre el diafragma, el espacio que queda libre en tu interior se centra en albergar a tu hijo lo que puede hacer que tu respiración sea más fatigosa, sobretodo si el bebé está colocado en la parte superior o tienes mucho líquido amniótico.

    Si sufres algún problema respiratorio como el asma, la sensación de falta de aire durante el embarazo se verá agravada, por lo que no dudes en contactar con tu doctor y decirle cómo te sientes.

    Cómo actuar ante la falta de aire durante el embarazo

    Primero de todo, debes mantener la calma, si te pones nerviosa solo conseguirás respirar de forma aún más fatigosa. Siéntate o da unos pasos, sal a tomar algo de aire fresco y bebe un poco de agua. Trata también de hacer inspiraciones cortas pero algo profundas y de soltar el aire por la boca despacio, esto te ayudará a calmarte.

    Ponte derecha y con los hombros echados hacia atrás, más aún cuando estés sentada, para que los pulmones tengan todo el espacio que necesitan.

    Si ves que es a la hora de dormir cuando más notas que te falta el aire, puedes acostarte en la cama con algunas almohadas ya sea de lado o boca arriba, de la forma en la que más a gusto te encuentres, esto podría darte algo de alivio durante la noche.

    No te olvides que debes tener paciencia. La sensación de falta de aire es incómoda pero recuerda que es inofensiva para ti y tu bebé y que una vez nazca tu pequeño todo volverá a la normalidad.

    Una vez más, no dudes en llamar a tu doctor si ves que tienes mucha ansiedad o que los síntomas que notas empeoran.

    También te puede interesar: Desmayos y mareos durante el embarazo: Causas y riesgos y Mitos y verdades sobre el parto que debes conocer