Método Montessori: Actividades para hacer en casa

Desarrolla la inteligencia de tu hijo de la forma más natural con el Método Montessori. Te proponemos actividades para hacer en casa.

por , il

    El método Montessori se está extendiendo cada vez más. Se trata de un programa educativo basado exclusivamente endesarrollar de modo totalmente natural la inteligencia de los niños, fomentando su curiosidad y aprovechando su propia voluntad de aprender y conocer el mundo. ¿Quieres saber cómo puedes aprovechar este método? Te proponemos estas actividades del método Montessori para que puedas hacerlas en casa. También te puede interesar: Tablas de multiplicar según el método Montessori y Decorar la habitación de tus hijos según el método Montessori [MULTIPÁGINA]

    Mezclar colores con cuentagotas

    Prepara unos vasitos y añade unas gotas de colorante diferente para cada uno, después pon al lado un cuentagotas y unos cubitos como la bandeja de los hielos para que los niños puedan mezclar los colores entre sí y ver y experimentar con el resultado. Otra actividad Montessori perfecta para hacer en casa.

    Flota o se hunde

    Esta actividad Montessori les encanta a los más pequeños de la casa y es muy fácil de preparar. Pon un barreño con agua y al lado unos cuantos objetos, una esponja, un juguete, una cuchara… Y deja que tu hijo o hija juegue a ver qué se hunde y qué flota.

    Psicomotricidad fina

    Esta actividad del método Montessori les ayuda a trabajar la psicomotricidad fina. Da a tus hijos unas hojas como estas para que recorten por la línea de puntos, se divertirán haciéndolo a la vez que practican con las tijeras, diles después que lo pinten de algún color que les guste.

    Juego del silencio

    Busca un sitio tranquilo de la casa y coloca una esterilla para que tú y tu hijo podáis tumbaros a escuchar los sonidos de vuestro entorno. El juego consiste en descubrir cosas a las que antes no habíamos prestado atención, por lo que ninguno de los dos deberéis hablar durante unos 5 o 10 minutos. Una vez transcurrido ese tiempo, conversad sobre lo que ha descubierto. ¡Te sorprenderá!

    Letras de papel de lija

    Esta actividad es perfecta para enseñar a los niños a escribir en un idioma concreto. Prepara tarjetas con cartón o madera contrachapada y pega sobre ellas las letras del abecedario recortadas en papel de lija. Por último, pon flechas en la dirección en que deben ser escritas las letras. Los pequeños se lo pasarán en grande descubriendo nuevas texturas y despertará su curiosidad.

    Mapas temáticos

    Pega sobre un trozo de cartulina una fotografía de un animal, y escribe sobre otro trozo su nombre. Una vez hayas realizado varias, el juego consistirá en que el niño combine la imagen y el nombre de modo correcto. Esta actividad es especialmente adecuada para aquellos niños que estén aprendiendo a leer y a escribir palabras más complejas.

    Puertas que se abren

    Dibuja seis casas sobre un cartón y pega en cada una de ellas una fotografía o un dibujo de un animal. Haz en cartulina las puertas para cada casa, teniendo en cuenta que debe llevar una pequeña solapa que haga de bisagra una vez se pegue al cartón. El hecho de que las puertas puedan abrirse y descubrir algo dentro lo convertirá en una actividad emocionante.

    Sonajeros de la naturaleza

    Consigue pequeños recipientes que se puedan cerrar, como cajas de cerillas, y rellénalos con una pequeña cantidad de materiales que hagan distintos sonidos. Puedes utilizar arroz, piedrecitas, botones o cualquier cosa que se te ocurra. El juego consistirá en que el niño descubra qué hay dentro, lo que despertará su interés y se divertirá.

    Bolsa misteriosa

    Este es uno de los juegos más sencillos y que más gustan a los pequeños. Hazte con una bolsa de tela y mete dentro un objeto que el niño conozca, teniendo cuidado para que él no lo vea. La actividad se basa en adivinar qué hay dentro únicamente palpando la bolsa y descubriendo su forma.

    Panel sensorial

    Guarda los cierres de los paquetes de toallitas húmedas y marca con lápiz la parte interior en un cartón. Pega distintas texturas en los recuadros que has dibujado, como papel de regalo, una bolsa de plástico o papel de seda. Por último, pega las tapaderas y ciérralas. Tu hijo se divertirá muchísimo abriendo y descubriendo qué hay detrás.

    Botones por colores

    Realiza varias huchas con envases reciclados y pinta cada tapa de un color. El juego trata de que el niño coloque los botones dentro de la hucha que tenga la tapa del mismo color. Le ayudará a diferenciar y fomentará su capacidad de organización.

    Pizarra de arena

    Llena una bandeja para horno con arena o harina para que el niño pueda escribir, dibujar y borrar a su gusto. Ten en cuenta que es una actividad para que el pequeño desarrolle su curiosidad y ganas de aprender, por lo que no te preocupes si se ensucia.

    Experimentos con semillas

    A los niños les encantan las nuevas experiencias y descubrir cómo nacen las plantas les va a fascinar. Planta con ellos algunas semillas en tarros cerrados y otras en recipientes al descubierto para que aprendan la importancia del sol. También les ayudará adesarrollar su sentido de la responsabilidad y la constancia al encargarles la tarea de regar la planta cada día.