Método montessori: Cómo decorar la habitación de los niños

Las claves del método Montessori para crear espacios únicos y creativos para los niños.

por , il

    Favorecer la autonomía y la independencia del niño es una de las premisas básicas del método Montessori. Un método educativo para favorecer su desarrollo y crecimiento extensivo a otras parcelas de la vida de los más pequeños, como la decoración de su habitación, su espacio en la casa, uno de los lugares en los que se sentirá más seguro y, por lo tanto, mejor podrá desarrollar sus habilidades. ¿Cómo aplicar el método Montessori a la decoración de las habitaciones de los niños?

    Habitación Montessori

    La habitación infantil debe ser un espacio adaptado no solo a la edad del niño, sino a sus necesidades y habilidades. Un espacio en el que se sienta libre, creativo y con ganas de aprender. Para decorar una habitación infantil siguiendo las premisas del método Montessori hay que partir de la sencillez y apostando por un mobiliario cómodo, práctico y fácil de utilizar por los niños. Además del mobiliario hay elementos imprescindibles en una habitación Montessori: los juguetes, el espacio para los libros y el suelo. Vamos a ver algunas claves decorativas.

    Cama

    De entrada todos los muebles tiene que estar a la altura adecuada para que todo resulte accesible para los niños. La cama en la habitación estilo Montessori tiene que ser baja y accesible desde el máximo número de lados. Incluso se admite la propuesta de colocar la cama a ras de suelo para que el niño pueda subir y bajar solo.

    Armario

    Al igual que el resto de los muebles, el armario tiene resultar fácil de abrir para el niño, de tal manera que la ropa esté a su alcance. A medida que los niños se van haciendo mayores dejar que elijan su ropa es una manera de potenciar su autonomía e independencia.

    Espacio para libros y juguetes

    Podemos colocar una estantería o baldas en la pared, a la altura de los niños, donde iremos colocando los libros seleccionados de acuerdo a sus edades. Igual con los juguetes, que hay que dejar a su alcance.

    Suelo

    La premisa es que el niño pueda moverse con libertad en su habitación, por lo que hay que evitar colocar demasiados muebles o restar espacio a la zona de juego. Colocar un suelo práctico y cálido para que incluso pueda andar descalzo en su habitación.

    Colores

    A la hora de elegir los materiales, apuesta por la madera, un material que además aporta la sensación de calidez y comodidad. En cuanto a los tejidos, lana, algodón o lino. Y para los colores, opta por las tonalidades más cálidas, colores que además favorecen la tranquilidad y la relajación a la hora de dormir.

    Paredes

    Láminas, pizarras e, incluso, algún espejo en las paredes de la habitación para que también se descubra a si mismo. Colocar láminas en las paredes estimula la creatividad.

    También te puede interesar: Método Montessori: 10 actividades para hacer en casa y descubre estos 3 materiales hechos en casa que ayudan a tu hijo a leer y escribir.