Mochilas escolares con ruedas: 5 motivos para preferirlas

Si quieres evitar que la espalda de tu hijo sufra el exceso de peso de la mochila escolar, opta por los diseños con ruedas.

por , il - Última actualización

    Mochilas escolares con ruedas: 5 motivos para preferirlas

    Elegir la mochila del colegio no es solo una cuestión de diseños o de modas, sino de salud. Y es que una elección desacertada puede traducirse, por ejemplo, en problemas de espalda. El peso del material escolar (libros, cuadernos…) que los niños tendrán que cargar cada día es uno de los principales factores a tener en cuenta, y uno de los argumentos a la hora de decantarse por las mochilas con ruedas. Más prácticas y más cómodas, y no es la única ventaja para decantarse por ellas. Recordar, antes de seguir adelante, que el peso de la mochila no debe ser superior al 10% del peso del niño que la portará.

    Menos esfuerzo

    Las mochilas de ruedas, además de cómodas, son más fáciles de llevar y requieren menos esfuerzo que al hacerlo a la espalda cuando el peso es importante. Además, cuando el niño esté parado podrá dejar la mochila al lado sin necesidad de cargar constantemente con el peso. Eso sí, un consejo, es importante que el niño cambie de mano, así como el agarre (poniendo la palma hacia arriba y luego hacia abajo), para evitar una posible descompensación de la musculatura o contracturas en las muñecas.

    Evita malas posturas

    Una de las consecuencias del exceso de peso en la mochila escolar es que los niños tienden a arquear la espalda o a flexionar la cabeza y el tronco hacia adelante, adoptando posturas poco saludables. Las mochilas de ruedas, las cuales deben ser de altura regulable, permiten su arrastre de manera cómoda y ergonómica, evitando los dolores de espalda o posibles tensiones musculares.

    Permite llevar más peso

    Aunque lo más recomendable es reducir el peso en las mochilas -por ejemplo, incluyendo solo el material escolar y los libros que se necesitan para esa jornada-, en ocasiones puede que éste resulte excesivo para portarlo. En este caso, la mejor solución, sobre todo para los niños más pequeños, es la mochila con ruedas.

    Menos calor

    Con la mochila de ruedas se evita el calor que puede llegar a dar la mochila clásica en la espalda, sobre todo en los meses de calor.

    Cuidar la espalda desde la infancia

    La mochila con ruedas es preferida por los niños pequeños, mientras que a medida que se hacen mayores la clásica mochila a la espalda va sustituyéndola. Lo cierto es que la mochila con ruedas es la más adecuada para los niños más pequeños, ya que no tener aún los músculos bien desarrollados el peso sobre la espalda podría resultar más perjudicial.

    También te puede interesar: Espalda niños: ¿cuánto pesa su mochila? y descubre las enfermedades más comunes de los primeros meses de colegio.

    Viajes y vacaciones