Mutismo selectivo en niños: Qué es y cómo tratarlo

¿Tu hijo tiene problemas para comunicarse en ciertas situaciones? Descubre si los signos alertan de un mutismo selectivo en niños.

por , il

    Mutismo selectivo en niños: Qué es y cómo tratarlo

    El mutismo selectivo en niños es un trastorno de ansiedad infantil, y que se caracteriza por la dificultad para comunicarse verbalmente en entornos o situaciones que les resultan poco conocidos o familiares. La escuela suele ser el primer entorno ajeno al familiar en el que tienden a mostrar sus dificultades de interacción y comunicación verbal.

    El mutismo selectivo es un trastorno que suele aparecer entre los 2-3 años de edad y que puede derivar en problemas de adaptación al entorno, así como repercutir de manera negativa en el desarrollo del niño, tanto en el ámbito afectivo como social, pesonal y académico del niño. ¿Cómo identificar este trastorno?

    Signos de mutismo selectivo

    Los signos de mutismo selectivo en niños suelen confundirse con otras señales de trastornos emocionales. En otros casos se atribuye a timidez infantil. El niño con mutismo selectivo no tiene problemas de comprensión del lenguaje y puede hablar y comunicarse normalmente cuando está en entornos seguros y cómodos. Sin embargo, la situación cambia cuando se encuentran, por ejemplo, con los compañeros de la guardería o del colegio, produciéndose una reacción involuntaria que no saben cómo resolver.

    El niño con mutismo selectivo generalmente presenta estos síntomas:

    • Trastornos del sueño y dificultad para dormirse.
    • Problemas de inapetencia.
    • Enuresis o micción involuntaria.
    • Ansiedad por la separación de los padres (al ir al colegio, por ejemplo).
    • Sensación de miedo y ansiedad ante personas que no conocen bien.
    • Incapacidad para expresarse en ciertas situaciones.
    • Inquietud.
    • Nerviosismo.

    Causas del mutismo infantil

    • La ansiedad es la principal causa del mutismo infantil, agravada por la timidez o el carácter cohibido del niño.
    • Los niños con padres que han padecido mutismo selectivo, depresión o ansiedad son más proclives a reaccionar de la misma manera.
    • Las situaciones traumáticas durante la infancia.
    • La sobreprotección de los padres.
    • Las situaciones ambientales estresantes y los cambios inesperados.

    ¿Qué hacer ante el mutismo selectivo?

    El mutismo selectivo en los niños no debe subestimarse porque puede derivar en un problema crónico. Es fundamental consultar con un especialista desde el momento en el que se detectan los primeros signos. El tratamiento debe tener un triple enfoque: niño, escuela y padres.

    Los objetivos del tratamiento con el niño:

    • Ayudar en la comprensión de las emociones.
    • Reducir la ansiedad.
    • Aumentar la autoestima infantil.
    • Ayudar en la construcción de una relación de confianza.
    • Enseñar técnicas de relajación.
    • Trabajar la comunicación verbal y no verbal.

    Objetivos del tratamiento con los padres:

    • Ofrecer información y resolver dudas sobre el mutismo selectivo.
    • Ayudar en la relación emocional con el niño.
    • Ayudar en la búsqueda de estrategias para afrontar el problema.

    Objetivos del tratamiento en el aula:

    • Ofrecer toda la información sobre el mutismo selectivo.
    • Fortalecer la búsqueda de estrategias para ayudar al niño.
    • Ayudar en el control emocional del niño.

    También te puede interesar: Estrés en niños: Síntomas, riesgos y cómo evitarlo y toma nota de los trucos psicológicos para calmar a los niños con ansiedad.