Navidad 2016

Náuseas matutinas: Consejos para combatirlas

Náuseas matutinas: Consejos para combatirlas

Náuseas matutinas: Consejos para combatirlas. Son uno de los síntomas más frecuentes durante el primer trimestre del embarazo. De hecho, se estima que ocho de cada diez mujeres padecen náuseas matutinas, las cuales se pueden aliviar o combatir siguiendo algunos consejos y remedios naturales, entre los que cuidar la alimentación juega un papel preventivo eficaz

    Náuseas matutinas: Consejos para combatirlas

    Náuseas matutinas: Consejos para combatirlas. La sensación de mareo y las náuseas matutinas son uno de los síntomas que acompañan al embarazo durante el primer trimestre. De hecho, se estima que ocho de cada diez mujeres sienten náuseas matutinas, las cuales suelen desaparecer a partir del segundo trimestre de gestación. No obstante, a pesar de su nombre, éstas no solo aparecen por la mañana. Por muy incómodo que resulte, las náuseas son un síntoma normal y una señal de que todo marcha bien. Aunque son inevitables, sí se puede aprender a mitigar y aliviar sus síntomas.


    Las náuseas matutinas, uno de los síntomas más comunes del primer trimestre del embarazo, aunque en la mayoría de los casos son leves o moderadas, es aconsejable consultar al médico, así como seguir una serie de consejos para mitigar su aparición. Las náuseas además pueden llegar acompañadas de una sensación de fatiga y cansancio generalizado, acidez de estómago, antojos y vómitos, los cuales pueden aliviar las náuseas de manera momentánea, pero también provocar dolor de cabeza.

    Aunque las náuseas y la sensación de mareo, provocados por un aumento de la actividad hormonal, puedan resultar incómodas, son un síntoma normal del embarazo y que, salvo que se agraven y lleven parejo una disminución de peso, indican que todo transcurre con normalidad.

    Revisar y prestar especial atención a nuestra dieta, sobre todo si hasta ahora la hemos descuidado un poco, es importante, ya que la alimentación también puede ser un buen aliado para combatir las náuseas matutinas. Así, por ejemplo, es aconsejable evitar el consumo de alimentos fritos, cafeína o bebidas estimulantes y comidas picantes. Consejos a los que se pueden sumar los siguientes:

    • Evita las comidas muy frías o muy calientes.
    • Evita estar más de tres horas sin comer. Lo más aconsejable es distribuir las comidas para tomar pequeñas cantidades y a menudo, lo cual además nos ayudará a mantener equilibrado el nivel de glucemia.

    • Si estás tomando suplementos prenatales, hazlo cuando la sensación de mareo sea menor y siempre durante las comidas.
    • Es muy posible que se sienta aversión a determinados alimentos, incluso los que antes nos gustaban. Para evitar los olores, es mejor delegar la preparación de la comida en otra persona, al menos durante el primer trimestre de embarazo, ya que las náuseas comenzarán a remitir en las primeras semanas del segundo trimestre.
    • El vinagre de manzana (una cucharadita en una vaso de agua tibia), por su pH neutro, puede aliviar la acidez de estómago y ser un buen remedio natural para combatir las náuseas.
    • Incluir almendras en nuestra dieta, ricas en proteínas y calcio, pueden ayudar a asentar nuestro estómago.
    • La hidratación es fundamental, no ya para evitar las náuseas, sino para recuperar los fluidos que se pierden en caso de vomitar. Medio limón, medio litro de agua y una pizca de sal, un remedio para calmar el estómago y atenuar las náuseas.
    • Las infusiones de jenjibre son un remedio natural y eficaz contra las náuseas matutinas, ya que activan el sistema digestivo.

    Además de la alimentación, hay otros hábitos saludables que también nos pueden ayudar a mitigar las náuseas matutinas, como el descansar lo suficiente, ya que también pueden ser una señal de cansancio físico, así como con el estrés. En este caso, para combatirlo, es aconsejable realizar algún tipo de actividad física, como pasear. Y recuerda, si tienes mascota, ésta puede ser una buena compañera para mantenerte activa durante el embarazo.


    Además de las recomendaciones expuestas, también se puede recurrir a la homeopatía, siempre consultando al médico o experto homeópata; a la digitopuntura para aliviar los síntomas o a la aromaterapia. En este último caso, un remedio sería rociar un pañuelo con aceite de palisandro o lavanda e inhalarlo a lo largo del día.

    907

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónEmbarazoMamáMolestias En El EmbarazoPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludPrimeros meses embarazosíntomas embarazo

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares