Navidad 2016

Niños en brazos: ¿es recomendable llevarlos así?

Niños en brazos: ¿es recomendable llevarlos así?

Niños en brazos: ¿es recomendable llevarlos así? Tracionalmente se ha dicho que llevar a los niños cogidos en brazos era una manera de acostumbralos mal. Pero, según los profesionales, llevar a los niños en brazos, dentro de unos límites, no es negativo y ayuda a reforzar la autoestima y la seguridad de los pequeños.

por en Consejos prácticos para mamás, Desarrollo y crecimiento del bebé, Mamá, primeros meses bebé, relación con los padres
Última actualización:
    Niños en brazos: ¿es recomendable llevarlos así?

    Niños en brazos: ¿es recomendable llevarlos así? Estamos acostumbrados a ver habitualmente por la calle a papás y mamás son sus hijos en brazos. Siempre se ha dicho que esta manera de llevar a los niños no es buena, puesto que se les acostumbra mal, y que hay que enseñarles a ir tranquilamente en sus sillitas o andando, si es que el pequeño ya tiene la edad adecuada para ello y no es un recorrido muy largo. Pero según los expertos, el contacto físico con el bebé no tiene por qué ser negativo, y además, refuerza la autoestima y sensación de seguridad de los niños.

    Ejemplos que se nos vienen a todos a la mente son el de Harper Seven, el bebé de David y Victoria Beckham, y el de Suri Cruise, la hija de Tom Cruise y Katie Holmes. Vemos en las revistas que los famosos papás llevan habitualmente a sus niños en brazos. Aunque, en este último caso, parte de la culpa la tienen los zapatitos de tacón que Suri calza desde temprana edad.

    En cualquier caso, frente a las creencias que se han tenido tradicionalmente, los profesionales en crianza infantil aseguran que el contacto físico de padres e hijos que proporciona el hecho de llevar a los niños en brazos no tiene por qué ser una influencia exclusivamente negativa sobre los pequeños. Responder a las exigencias y lloros de los bebés cogiéndolos en brazos refuerza su autoestima y su sensación de seguridad.

    Del mismo modo, este contacto aumenta la percepción de que los padres están siempre ahí para sentirse queridos y protegidos, sin que ello signifique una especial dependencia de estar en los brazos de los padres.

    En lo que sí que hay que tener especial cuidado es en tomar las medidas oportunas a la hora de transportarles en brazos, sobre todo cuando empiezan a hacerse mayores, por la salud de padres e hijos. La postura es fundamental. No se deben dar tirones en los brazos, hay que agarrar a los niños siempre por las axilas para evitar lesiones, y, durante los primeros meses, procura hacer uso de un portabebés o mochila para no dañar demasiado tu espalda.

    535

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásDesarrollo y crecimiento del bebéMamáprimeros meses bebérelación con los padres

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares