Navidad 2016

Niños en la escuela: Errores más comunes de los padres

Niños en la escuela: Errores más comunes de los padres

Evita los errores que miles de padres han hecho con sus hijos y facilítales una educación correcta y feliz.

por en Consejos prácticos para mamás, Educación de los hijos, Mamá
Última actualización:
    Niños en la escuela: Errores más comunes de los padres

    La educación de nuestros hijos es lo primero, y por ello siempre optamos por matricularlos en las mejores escuelas y en academias que puedan potenciar sus cualidades. Pero nuestro afán por conseguir que nuestros niños obtengan buenas calificaciones y estén en el grupo de favoritos de su promoción puede repercutir negativamente en ellos. Te contamos los errores más comunes de los padres cuando los niños comienzan a ir a la escuela.

    A menudo solemos ayudar a nuestros hijos con los deberes pero, cuando llega el punto en el que pasamos a explicarles por completo la lección, los pequeños aprenden que no importa no entender nada en clase porque en casa podrán explicárselo de nuevo. Esto hace que se relajen demasiado en clase, descienda su nivel de atención y no pregunte por las dudas que le surjan. Además, causa situaciones de estrés cuando no sabes explicarle algo o no tienes tiempo para hacerlo.

    Nuestro afán por convertir a nuestro hijo en el mejor de la clase hará que lo bombardeemos con actividades y artilugios que, lejos de conseguir agilizar el proceso de aprendizaje, conseguiremos crearle problemas de atención y una baja autoestima.

    Una lección fundamental que debes inculcar a tu hijo desde pequeño es que aprender ya es un premio, porque el conocimiento es lo que consigues cada vez que sientes curiosidad por algo e investigas cómo funciona. Los premios a cambio de las buenas notas harán que entiendan justo lo contrario, y comenzará a desinteresarse por lo que estudia y se centrará en hacerlo por conseguir el obsequio. Este es uno de los principales errores que han tenido los padres cuyos hijos han abandonado finalmente sus estudios.

    Lo primero que muchos padres piensan cuando un niño comienza a sacar malas notas en el colegio es que tienen algún tipo de problema neurológico que le impide comprender lo que se le está explicando.

    Esto no sería un inconveniente si se ajustase a comprobarlo mediante unas pruebas, pero desafortunadamente muchos padres comienzan a tratarlo como si realmente tuviera una deficiencia, haciendo que el pequeño llegue a creérsela aunque realmente no la padezca y haciéndole creer inferior al resto.

    En todo momento debe respetarse la autoridad de los profesores a menos que, obviamente, hagan algo que no sea correcto o no esté permitido. Posicionarlos como enemigos hará que tu hijo también los vea como tal, por lo que las clases se convertirán en un infierno para ambos. Para evitarlo, debes mantener siempre un clima de cordialidad entre profesor y alumno, y no reclamarle al profesor los castigos que haya recibido tu hijo a menos que sea extraño o necesario.

    Utilizar la frase “castigado a hacer los deberes” hará que comience a ver sus tareas como algo pesado y negativo en lugar de un rato ameno en el que puede aprender y repasar los conocimientos que ya ha memorizado. En vez de eso, quítale la televisión o la consola y deja que él mismo elija qué hacer en su tiempo de castigo. Recuerda que no es lo mismo que él lo decida a que tú se lo impongas.

    687

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásEducación de los hijosMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares