Navidad 2016

Niños pequeños en Halloween: Precauciones básicas

Niños pequeños en Halloween: Precauciones básicas

Disfrutar de un Halloween perfecto con niños pequeños es posible. ¡Atenta a estas precauciones para que todo vaya sobre ruedas!

    Niños pequeños en Halloween: Precauciones básicas

    Halloween es una fiesta que nos encanta a los mayores, pero no cabe duda de que quienes más la disfrutan son los niños. Por ello, debemos prepararlo todo muy bien para que no ocurra ningún incidente que pueda arruinarles la noche. Te contamos las precauciones básicas para pasar un Halloween terroríficamente seguro con niños pequeños.

    Halloween es una noche terrorífica en la que todo el mundo se divierte asustando a los demás con bromas o preparando una decoración apropiada. No obstante, los niños con una corta edad no entienden a qué se debe todo aquello y, por supuesto, acaban asustándose de verdad. Es muy importante que antes de que llegue el día le expliques en qué consiste esta fiesta y que todo es en broma, que simplemente se trata de un día en el que nos disfrazamos para ‘dar miedo’ y divertirnos.

    Especialmente en el caso de los más pequeños, reunir a un número muy elevado de personas dentro de casa y armar escándalo puede desconcertarlos. Ya no es que nos tengamos que preocupar para que no tengan miedo, sino que debemos centrarnos en que no se agobien. Trata de mantener sus horarios dentro de lo posible y organiza una fiesta más tranquila. ¡Ya tendréis tiempo para hacer una en condiciones!

    Los adultos podemos asumir el llevar un disfraz incómodo durante toda la noche, pero para un niño no va a ser tan sencillo. Busca uno que sea simple y asegúrate de que no tenga esquinas puntiagudas con las que pueda dañarse. Además, te recomendamos que dejes para dentro de unos años las máscaras y le pintes la cara con maquillaje hipoalergénico, ya que de este modo podrá respirar mejor.

    Aunque te dé un poco de apuro, tu pequeño va a querer ir a pedir caramelos puerta por puerta igual que en las películas, por lo que vas a tener que acompañarlo. La parte buena de todo esto es que contarás con la ventaja de trazar un recorrido seguro en el que se incluyan las casas de sus amiguitos del cole o conocidos tuyos, de modo que ya sepas que no vas a toparte con nada extraño. Además, asegúrate de salir cuando aún sea de día para añadir un punto extra de precaución.

    Ya no sólo tendrás que fijarte en que si come demasiado azúcar pueden aparecerle caries, sino que la forma misma del caramelo puede ocasionar un atragantamiento. Para evitarlo, trata de que sólo consuma chupachups, gusanitos o golosinas que estén recomendadas para los más pequeños. Además, y por motivos de sanidad, dale a comer sólo aquellos que están perfectamente cerrados, ya que en los que están abiertos puede haber entrado alguna bacteria que enferme a nuestro hijo. Una vez tenidas en cuenta todas estas consideraciones ya estaréis listos para pasar un Halloween fantástico. ¡Lo pasará de muerte!

    ¿Qué te han parecido estas precauciones para niños? Te recomendamos que también eches un vistazo a estas medidas de precaución en Halloween si tienes mascota.

    700

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Actividades para niñosConsejos prácticos para mamásMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares