Niños superdotados: ¿a qué problemas se enfrentan?

Niños superdotados: ¿a qué problemas se enfrentan? A veces no estamos atentos a los indicios de nuestros pequeños sobre sus comportamientos y ésto puede suponer el éxito o el fracaso en la vida de nuestro niño. Una detección a tiempo de que nuestro hijo es superdotado hará que no se aburra en clase y pueda explorar todas sus capacidades con nuestra ayuda.

  • Comenta
Niña superdotada

Niños superdotados: ¿a qué problemas se enfrentan? La verdad es que, por regla general, no sabemos demasiado sobre los niños superdotados. En primer lugar no sabemos cómo detectar si nuestro hijo se encuentra en esta situación y una vez que conocemos que es así no sabemos cómo tenemos que proceder ni a que problemas se enfrenta un niño superdotado si no le ponemos remedio y lo tenemos en cuenta desde el principio. La falta de atención en clase, el aburrimiento que les produce conocer algo que ellos ya saben puede llegar a derivar en problemas más graves. ¿Quieres conocer un poquito más sobre las características de este concepto y cuáles son sus inconvenientes? Pues no te pierdas este artículo.

El término de “superdotado” se utiliza para referirse a aquellas personas que tienen una inteligencia muy superior a la media. Aunque en los tiempos que corren tampoco está muy bien determinado cómo medirlo, se consideró que era necesario realizar a los niños de los diferentes niveles educativos unos test de inteligencia que medirían el C.I. (Cociente Intelectual).

Un C.I. superior a 130 supondría que ese niño o niña podría tener unas capacidades y actitudes de persona superdotada. Sin embargo, no simplemente se tiene en cuenta el resultado de este test, por ello aunque es considerado condición necesaria, no sería condición suficiente.

¿Qué características y problemas tiene un niño superdotado en la infancia?

Un niño superdotado presenta las siguientes características:

  • Dice su primera palabra a los 6 meses de nacer y su primera frase con 12 meses.
  • Entre los 18 y 24 meses mantiene una conversación con un vocabulario que no es propio de niños de su edad.
  • Aprende las letras y a contar con solamente dos años y medio.
  • Duerme poco.
  • Aprende a leer en un corto espacio de tiempo.
  • Tiene interés por aprender todo lo que le rodea y realiza preguntas para adquirir mayor conocimiento.
  • Tiene una gran concentración desde muy pequeño.
  • Es observador y con alta capacidad creativa. Además es muy crítico tanto con él como con el sistema que le rodea.
  • No le gusta relacionarse con niños de su edad puesto que no le aportan nada a mayores, por ello prefiere jugar y relacionarse con niños de mayor edad.
  • Se aburre en clase puesto que sus capacidades son mayores a las del resto de niños de su clase por lo que no aprende nada. Esto hace que a veces tenga baja autoestima.
  • Llegan a sentirse incomprendidos y a sufrir un poco de estrés o incluso ansiedad ante la situación.

¿Qué deben hacer los padres?

  • Conocer la situación real del niño y mantener conversaciones con él para continuar en el desarrollo del niño.
  • Estimular al niño para que no se aburra y hacer que desarrolle muchas capacidades y que realice muchas actividades. Por ejemplo actividades deportivas como el karate o taekwondo que le enseñará disciplina entre otras cosas.
  • Procurarle un ambiente donde pueda estudiar y formarse.
  • Ayudarle a desarrollar aquellos tipos de actividades que el niño quiera o para la que esté más capacitado.

Lo importante sobre esta gran característica es reconocerla a tiempo y estar pendientes de los signos que nuestros hijos nos dan para conocer si estamos ante un niño superdotado y poder actuar a tiempo para procurarle las necesidades que desea tener.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

viernes 25/05/2012 escrito por Sara Vaquero Hernández en ,

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba