Navidad 2016

Niños y animales domésticos: Consejos útiles

Niños y animales domésticos: Consejos útiles

A la gran mayoría de los niños les encantan los animales, así que tener una mascota en casa será sin duda una gran alegría para ellos. Aunque los padres sean escépticos, se convertirán en dos compañeros inseparables.

por en Consejos prácticos para mamás, Mamá, Consejos Bebés, Mascotas
Última actualización:
    Niños y animales domésticos: Consejos útiles

    Tener una mascota en casa implica responsabilidad y, especialmente, las dudas pueden ser mayores si hay niños en casa. Sin embargo, los niños y las mascotas formarán un auténtico equipo. De hecho, contar por ejemplo con un amigo peludo de cuatro patas es beneficioso para su crecimiento y desarrollo. Los perros y los gatos pueden ser unos divertidos compañeros de juego. Para que la relación desde el principio marche por buen camino, vamos a ver algunos consejos útiles para los padres.

    Un amigo de cuatro patas, un compañero fiel e incondicional para el niño, un elemento positivo para su crecimiento psicológico y personal. Tener mascotas es un excelente ejercicio educativo para el niño, ya que le ayudará a aprender a relacionarse con los demás de la mejor manera posible, al mismo tiempo que aprenderá a respetar y cuidar a los animales y a estrechar lazos con la naturaleza.

    La llegada del cachorro a casa es un momento clave en la relación con los niños. Con su llegada, incluso los más pequeños se acostumbrarán a dedicar tiempo y atención al recién llegado y a respetarlo. En la mayoría de los casos no será necesario explicar a los más pequeños como relacionarse con el cachorro, surgirá de una manera espontánea. Una manera natural, y sin forzar, de inculcar a los niños valores tan importantes como el altruismo, la generosidad y la cooperación.

    Tener un amigo de cuatro patas en casa ayuda también a estrechar lazos entre la familia, ya que tener un perro es un cúmulo de nuevas experiencias para compartir. Además, nada tan relajante como dar un paseo en familia con la mascota.

    Por si estos beneficios no fueran suficientes, un reciente estudio internacional ha constatado que tener una mascota es bueno para la salud de los niños que que, en concreto, ayuda a reducir el riesgo de desarrollar alergias en el futuro. El sistema inmunológico se fortalece y es menos sensible a los agentes externos o alérgenos potenciales.

    Lógicamente, para tener una mascota también hay que adoptar algunas precauciones imprescindibles, sobre todo cuando el bebé llega a casa después de la mascota.

    En este caso, la llegada del nuevo miembro de la familia puede hacer que la mascota se sienta desplazada. Para ello es fundamental no cambiar sus hábitos ni las reglas de manera repentina. Así, por ejemplo, es acoonsejable que durante los primeros meses la mascota no entre en la habitación del bebé. Para ello, lo mejor es aconstumbrarla desde semanas antes o meses antes de que llegue el bebé a que no utilice ese espacio. Si la mascota tiene su espacio designado, y cuenta con sus propios juguetes, y se da cuenta de que sigue recibiendo las mismas atención y cariño por parte de los miembros de la familia, en unos días se habrá acostumbrado a la nueva situación.

    Al llegar a casa con el recién nacido es mejor no forzar a los animales a acercarse, hay que dejarlos que decidan con libertad, concediéndoles el tiempo necesario. Es bueno subrayar, en especial para los padres más aprensivos, que la mascota está vacunada y acude periódicamente al veterinario no hay ningún riesgo para la salud del bebé.

    Cuando, en cambio, es la mascota la recién llegada, la primera decisión a tomar es qué animal elegir. Sin duda, perros y gatos son las mascotas más comunes, pero en los últimos años se han comenzado a tener otras mascotas, como un conejo o un hámster. A la hora de elegir hay que tener en cuenta algunas características de las mascotas. Así, por ejemplo, el gato es más independiente, pero también es un compañero de juegos divertido para los niños, sobre todo porque es de menor tamaño. El perro es un compañero fiel, cariñoso, siempre presente. Hay que elegir las razas que, por sus características, sean más sociables y más juguetonas. El Labrador, por ejemplo, es un perro ideal para convivir con los niños, al igual que el Collie, el Cocker, Golden Retriever, Setter, Gran Danés, San Bernardo y Terranova.

    En cuanto a otras mascotas, el hámster suele ser y conejo, aunque inteligente, necesita de muchos cuidados.

    También te puede interesar: Mascotas: un cachorro en casa y descubre las mascotas de los famosos: De tal palo tal astilla.

    848

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáConsejos BebésMascotas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares