Navidad 2016

Niños y comida basura: Perjuicios para su salud

Niños y comida basura: Perjuicios para su salud

Niños y comida basura: Perjuicios para su salud. Los niños son grandes amantes de la comida basura por diversos motivos. Es necesario saber el momento adecuado y la cantidad recomendable.

por en Desarrollo y crecimiento del bebé, Mamá, Alimentación Equilibrada, Consejos Bebés, salud niños
Última actualización:

    comida chatarra

    Niños y comida basura: Perjuicios para su salud. Actualmente la obesidad infantil ha crecido con respecto a los últimos años, gracias a la cantidad de comida basura que los niños ingieren muy a menudo. Ahora tanto la madre como el padre trabajan, y a veces, por volver cansados a casa, o no tener ganas de cocinar, les dan a sus hijos comida preparada. La verdad es que ningún alimento es completamente perjudicial, al igual que tampoco existe ningún otro absolutamente perfecto. El problema está en consumir este tipo de alimentos con mucha frecuencia, que a la larga les puede pasar factura.

    Muchos estudios coinciden en que los niños tienen esa obsesión por la comida basura, gracias a la gran cantidad de anuncios que ven por televisión. La publicidad de alimentos se centra básicamente en los cereales con azúcar para desayunar, las bebidas con gas, los dulces, los aperitivos salados y las tiendas de comida rápida, mientras que los alimentos más saludables quedan en un segundo plano.

    La mayoría de estos alimentos que consumen nuestros hijos tienen sus pros y sus contras, el peligro empieza cuando se abusa de ellos. Repasaremos los más deseados por los niños con sus propiedades específicas.


    Es el rey entre todos los caprichos infantiles. Es una magnífica fuente de proteínas y minerales, además de ser beneficioso para el corazón, pero consumido con precaución. No hay que olvidar que el chocolate contiene una gran cantidad de azúcar que puede perjudicar a los dientes de los más pequeños. Además es un perfecto saciante que les puede quitar el hambre antes de comer, y tampoco es recomendable pro la noche, ya que tiene componentes excitantes y diuréticos, aunque una pastilla de vez en cuando no hace daño a nadie.

    Es un aporte de energía y grasas muy necesario para los niños en etapas de crecimiento, pero un exceso, puede provocar problemas cardiovasculares importantes. Su consumo debe ser muy esporádico, y si el niño pide un dulce, mejor optar por la pastelería artesana, que tiene muchas menos calorías.

    Hablamos ahora de las típicas bolsas de patatas fritas que todos los niños han comido alguna vez. No es necesario prohibirlas, pero es recomendable evitarlas.

    Contienen niveles muy altos de sal y de grasas saturadas, pero si vuestro hijo no puede vivir sin ellas, no pasa nada porque le compréis una de vez en cuando, pero debéis controlar su consumo, poco a poco y masticando lentamente.

    Este tipo de dulce tiene un valor nutritivo nulo. Debemos reservalas para ocasiones especiales muy puntuales, porque su composición se centra simplemente en azúcares, aditivos y colorantes artificiales. Tampoco son demasiado buenos los caramelos sin azúcar, al contener grandes cantidades de sorbitol y xilitol, que pueden causar dolor de tripa.

    Son alimentos cargados de grasas e hidratos. Si hablamos de comprarlos en algún establecimiento, su consumo debe ser muy moderado. Es bastante más sano hacerlas en casa, incluso utilizando pescado, así sabrás que estáis consumiendo ingredientes naturales y tus hijos se divertirán ayudándote en la cocina.

    Si a tus hijos les gustan las bebidas con gas, puedes dársela de vez en cuando, pero siempre rebajadas con un poco de agua. Su exceso interfiere en la absorción de calcio, muy necesario cuando los niños están creciendo, además de contener grandes cantidades de cafeína que pueden irritar el estómago de los más pequeños.

    Ahora ya sabes que todo puede consumirse con moderación, sin necesidad de prohibiciones. Haz caso de estos consejos y tus hijos te lo agradecerán en el futuro.

    805

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Desarrollo y crecimiento del bebéMamáAlimentación EquilibradaConsejos Bebéssalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares