No tengo antojos: Tener antojos en el embarazo no es obligatorio

No tener antojos en el embarazo no es obligatorio, te contamos por qué.

por , il

    No tengo antojos: Tener antojos en el embarazo no es obligatorio

    ¿Estás embarazada y no tienes antojos? Tranquila, los expertos afirman que tener antojos durante el embarazo no es obligatorio, es más, no tenerlos es más habitual de lo que parece.

    Los antojos en el embarazo

    ¿Te ha dado por comer manzanas? ¿No puedes resistirte a comerte una buena hamburguesa? Son muchas las mujeres en estado que afirman tener antojos de todo tipo, hay quienes odian los guisantes y de repente no pueden parar de comerlos, o bien no dejan de lado las judías verdes o las patatas fritas. Seguro que te suenan los antojos de comer pepinillos, aceitunas o cosas avinagradas y saladas como estas. Ya sea por el cambio hormonal, por las inseguridades que se dan al saber que vas a ser madre o por el cambio de olores, que los antojos suelen estar al día durante la etapa de gestación, pero has de saber también que no tener antojos durante todo el embarazo, es de lo más común.

    Por qué no tengo antojos si estoy embarazada

    Aquí todo va a depender de cada mujer y cada embarazo, no todas engordan de la misma forma, ni tienen los mismos sueños, si duermen igual, ni sienten las mismas cosas… Pues con los antojos ocurre lo mismo.

    Si estás en el primer trimestre y las náuseas, las digestiones pesadas y el dolor de estómago son parte de tu día a día, es muy normal que no te apetezca comer casi nada, es más, puede que hasta termines por rechazar tu comida favorita al ver que nada de lo que ingieres te sienta bien. A esto hay que añadir, que durante la gestación debes cuidarte más que nunca y tener una dieta sana y equilibrada, por lo que si te centras en comer bien, los caprichos pasan a un segundo plano.

    Si estás en el segundo o tercer trimestre de embarazo y no te apetece comer nada en concreto, puede que se deba a que tienes algo más de energía y no te pares ni a pensar en esto, puede ser también debido a que te encuentres algo más pesada o estreñida de lo normal, sobretodo si el doctor te mandó suplemento de hierro, así que una vez más, los caprichos a la hora de comer no asoman por tu cabeza.

    No tener antojos no es nada malo

    Según comenta el doctor George Macones, jefe del Departamento de Ginecología y Obstetricia en la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis, “No es señal de que algo ande mal en el embarazo“, y añade además que la falta de antojos puede ser y es un beneficio importante para el bienestar de la madre, ya que tiene menos preocupación respecto a ingerir calorías innecesarias, así como evitar la desazón que supone querer algo en ese instante y no poder tenerlo, imagina que te despiertas en mitad de la noche con ganas de helado y en tu nevera no hay nada de eso… Si no echas en falta comer dulces y alimentos con muchas calorías, será mucho más sencillo llevar una alimentación sana y equilibrada, con lo que lograrás tener un peso ideal y recomendado durante todo el embarazo.

    Ventaja extra para tu chico: no tendrá que ir a toda prisa a buscar esas chucherías que tanto deseas.

    También te puede interesar: Mitos y verdades sobre el parto que debes conocer y Estudio revela que el embarazo cambia el cerebro de la madre