Navidad 2016

Obesidad infantil: un problema que va aumentando

Obesidad infantil: un problema que va aumentando

Obesidad infantil: un problema que va aumentando. Los problemas alimenticios y de sedentarismo a los que estamos habituando a los más pequeños les están pasando factura cada vez en mayor medida. Los problemas que se derivan de esto son tanto físicos como mentales. Evitarlo en muchos casos es posible.

por en Educación de los hijos, Enfermedades bebes y niños, Mamá, Alimentación Equilibrada, Consejos Bebés
Última actualización:
    Obesidad infantil: un problema que va aumentando

    Obesidad infantil: un problema que va aumentando. Los malos hábitos alimenticios y la falta de ejercicio entre los más pequeños están provocando una situación crítica en muchos casos sobre el exceso de peso y la obesidad infantil. Un mal que afecta, cada vez más, a niños de todo el mundo. Los últimos datos son preocupantes, y es que solamente en España en los últimos 15 años el porcentaje de niños obesos ha aumentado un 11%. Esto no debe pasar desapercibido ya que ésta situación provoca traumas y enfermedades a corto y largo plazo que se pueden prevenir con una adecuada conducta.

    El aumento del porcentaje de niños que sobrepasan el peso ideal se está incrementando considerablemente en los últimos años. Esta situación ha de cambiar y debemos concienciarnos de que un mal hábito alimenticio así como el sedentarismo al que nos estamos acostumbrando puede pasar factura a nuestros más pequeños.


    Actualmente estamos en la era de las tecnologías, de los videojuegos y de la vida sedentaria. Nos hemos acomodado a que tras duras horas de trabajo lo que menos nos apetece es llegar a casa y pasarnos media mañana o parte de la noche realizando la comida o la cena, por ello recurrimos en muchas ocasiones a comida rápida o prefabricada.

    La comida rápida es buena para determinadas ocasiones en las que el tiempo apremia y nos vemos incapaces, por cuestión de tiempo, de preparar nosotros mismos el almuerzo. Podemos recurrir a ello en momento puntuales, sin embargo estos preparados no gozan de las mismas proteínas, vitaminas o minerales que lo hace una comida casera. Tienden a tener más grasas que son más perjudiciales para el organismo.


    En cuanto a los niños, muchos de ellos han perdido el hábito de comer frutas, verduras y legumbres. Productos que son no solamente son buenos para la salud ya que tienen todos los aportes que necesitamos para nuestro organismo sino que forman parte de una de las mejores dietas: la mediterránea.

    Para poner remedio a esta situación la Comunidad Valenciana ha puesto en marcha el programa denominado Método Bouquet, que a través de un juego online se involucra a toda la familia para una correcta alimentación en la que se incorporen las frutas y verduras como base de la misma.

    Por otro lado, la mala alimentación y la falta de ejercicio que actualmente se nota en los más pequeños, que prefieren sentarse a ver la tele, jugar a un videojuego o chatear delante del ordenador que salir a la calle a jugar al fútbol, andar en bici o correr con los amigos. Todo esto nos ha llevado hasta la situación actual.


    La obesidad es mala tanto en jóvenes como en adultos, sin embargo para los niños supone un riesgo mayor que para el resto de la sociedad. Entre otros problemas encontramos dos variedades, físicos y psicológicos:

    Problemas físicos:

    • Diabetes
    • Triglicéridos
    • Colesterol
    • Problemas cardiacos
    • Trastornos hepáticos
    • Hipertensión

    Problemas psicológicos:

    • Baja autoestima
    • Sentimiento de frustración
    • Ansiedad o trastornos alimentarios
    • Depresión
    • Conformismo

    Este problema es un tema social, donde cada vez son más los niños que se encuentran en esta situación. Frente a los problemas psicológicos y físicos, se une los problemas sociales a los que se enfrenta un niño obeso, y es que si actualmente encontramos noticias prácticamente diarias sobre agresiones escolares, acoso o bullying, este colectivo son los más afectados ya que se ciernen sobre ellos burlas y críticas constantes.

    Hay que ser consciente de lo que enseñamos y a lo que habituamos a los niños. Evitarlo esto es posible. Está en tu mano.

    874

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosEnfermedades bebes y niñosMamáAlimentación EquilibradaConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares