Navidad 2016

Ovarios poliquísticos: síntomas, causas y tratamientos

Ovarios poliquísticos: síntomas, causas y tratamientos
    Ovarios poliquísticos: síntomas, causas y tratamientos

    Reglas irregulares, aparición de vello en algunas zonas del cuerpo, aumento de peso o alteraciones del ánimo son algunos de los síntomas a vigilar ya que pueden desvelar un síndrome de ovarios poliquísticos. Un trastorno que también puede estar detrás de los problemas de infertilidad. ¿Cuáles son sus causas?, ¿cuál es el mejor tratamiento?


    ¿Qué hay detrás del síndrome de ovarios poliquísticos? De entrada, estamos ante un trastorno que, según datos médicos, afecta a entre un 6 y un 10% de las mujeres. Los ovarios poliquísticos son un trastorno metabólico producido por un incremento de los niveles de insulina en sangre. Hay que prestar atención a los síntomas o señales que nos envía nuestro organismo, ya que aunque puedan parecernos poco específicos, también pueden tener que ver con otros trastornos o dolencias más serias. El síndrome de ovarios poliquísticos debe ser diagnosticado y tratado. Para su diagnóstico, el médico realizará un análisis de sangre que determine los niveles de insulina y otras hormonas y, además, prescribirá una ecografía para comprobar el estado de los ovarios.


    Los ovarios poliquísticos provocan una disfunción ovárica, de ahí que su síntoma más característico sea precisamente la alteración del ciclo menstrual. Aunque el origen de este trastorno sigue arrojando preguntas sin respuesta, sí se conocen con más precisión los síntomas que delatan al síndrome de ovario poliquístico, tales como el aumento de peso o las dificultades para perderlo. De hecho, según datos médicos, las mujeres diagnosticadas de ovarios poliquísticos son más vulnerables tanto a padecer sobrepeso como diabetes (tipo 2) o problemas de tensión arterial alta. Otro síntoma o consecuencia es la aparición de más vello en determinadas zonas corporales –sobre todo en la zona del labio superior, barbilla-, debido a un exceso en la producción de andrógenos que se produce en los casos de ovarios poliquísticos. Otro síntoma es la aparición de acné.

    Generalmente, los síntomas se manifiestan en mujeres jóvenes, durante las primeras reglas. Los ciclos se vuelven irregulares –más días entre reglas e, incluso, puede desaparecer-. El síndrome de ovario poliquístico puede estar detrás de los problemas para concebir.



    Los síntomas de este trastorno mejoran con la administración de fármacos que permiten regular los niveles hormonales alterados. Eso sí, para aplicar el mejor tratamiento hay que tener en cuenta los síntomas, la edad de la paciente y si desea quedarse embarazada. El tratamiento más común está dirigido a controlar los síntomas y, sobre todo, a evitar efectos a largo plazo. El síndrome de ovario poliquístico, si no se trata adecuadamente, puede aumentar las posibilidades de padecer cáncer de endometrio, zona interna del útero.

    Además del tratamiento a base de fármacos hay otros consejos a seguir, como la práctica de ejercicio físico –al menos media hora al día de forma regular-, ya que entre sus beneficios ayuda a nuestro cuerpo a regular el uso de insulina y a reducir los síntomas que provoca esta dolencia. De igual manera, si se presenta un problema de sobrepeso, es aconsejable establecer una dieta adecuada para perder los kilos de más, ya que eso también ayuda a reducir los niveles de insulina, a regular la menstruación y a evitar la aparición excesiva de vello. En el caso de que la mujer manifieste su deseo de quedarse embarazada, será el médico el que determine cuál es el medicamento adecuado para regular el ciclo menstrual y favorecer la ovulación. Si el tratamiento farmacológico no funciona, la mujer debe plantearse la posibilidad de recurrir a los tratamientos de fertilidad.

    El síndrome de ovario poliquístico no solo puede interferir en la fertilidad femenina, sino que los expertos también apuntan a que puede incrementar los riesgos durante el embarazo. Riesgos como sangrado, mayor tensión arterial o desequilibrio de los niveles de glucosa (diabetes gestacional).

    908

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades frecuentesFertilidad y ovulaciónGinecologíaMamáMenstruaciónSalud de MujerConsejos SaludOvarios poliquísticosregla

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares