Navidad 2016

Papá en el parto: Pros y contras

Papá en el parto: Pros y contras

Papá en el parto, ¿sí o no? Sin duda, se trata de una elección personal y una decisión que se debe tomar en pareja. Como ayuda, vamos a ver cuáles son los pros y contras que se deben tener en cuenta.

por en Mamá, Parto y posparto, Paternidad, Consejos Bebés, Información Parto
Última actualización:
    Papá en el parto: Pros y contras

    El momento del parto es, sin duda, el más esperados por los futuros papás. Un momento en el que el padre también la opción de estar presente, pero ¿es siempre lo mejor? ¿Qué aspectos no conviene subestimar antes de tomar una decisión tan compleja? Vamos a algunos de los pros y contras, así como algunos consejos que pueden servir de ayuda a los futuras papás a la hora de decidir.

    El primer argumento a favor de la decisión de entrar en la sala de partos, el más sentimental, es la alegría de experimentar una emoción única. El nacimiento de un niño es una emoción difícil de describir, una felicidad que solo puede ser experimentada en persona. Esta es una buena razón para convencer a papá de que sea valiente y entre en la sala de partos.

    Por otra parte, además de no perderse nada del feliz acontecimiento, entrar en la sala de partos servirá para apoyar la madre , ¿quién mejor para dar ánimos a la futura mamá en un momento tan importante? Puede apoyar sosteniendo su mano, dándole un abrazo y diciéndole palabras de ánimo. El papá también puede ser protagonista durante el parto , participando activamente en la respiración y a la hora de empujar.

    El parto, como ya hemos señalado, es una emoción enorme, pero quizá lo sea demasiado. Para los papás más sensibles e impresionables estar al lado de su compañera durante el parto puede ser una tarea imposible, o casi. Para los que tienen miedo a sentirse mal, es mejor evitarlo. No hay necesidad de dar más trabajo al personal sanitario durante el parto si el papá, por un casual, se desmaya o se siente mal.

    Para evitar estos riesgos, es mejor renunciar y esperar fuera de la sala de partos.

    Otro argumento en contra de que el papá esté en la sala de partos es la ansiedad. En estos momento, el futuro papá puede ser presa fácil del nerviosismo, el estrés o la ansiedad. del padre de la sala de partos es la ansiedad. Esto solo hará que la mamá se sienta más nerviosa, es decir, en lugar de ayudar, puede aumentar el estado de agitación y nerviosismo.

    Si finalmente se decide entrar, hay que mostrarse fuerte y decidido, sin ningún temor, centrándose en lo importante que no es otra cosa que ayudar a la madre, transmitiéndole palabras de apoyo. El estrés y la ansiedad, cuando se trata de el padre, deben quedar fuera de la sala de partos. La madre necesita tranquilidad y serenidad, una sonrisa y agarrarle con fuerza la mano.

    A fin de evitar sentimientos de culpa o malos entendidos, lo primero es hablar con la pareja, para compartir la decisión de si el papá estará en el parto, siempre teniendo en cuenta que no es una decisión fácil.

    También te puede interesar: Parto cantado: La última moda y cómo saber cuándo estás de parto: las señales inconfundibles.

    613

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáParto y pospartoPaternidadConsejos BebésInformación Parto

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares