Navidad 2016

Paperas, una nueva epidemia: conócela a fondo

Paperas, una nueva epidemia: conócela a fondo

Paperas, una nueva epidemia: conócela a fondo. Aunque pensabamos que las paperas se habían acabado en España, esto no es del todo cierto, y cada vez son más los jóvenes que las padecen. Bien porque no se han vacunado o porque las vacunas estén defectuosas, lo cierto es que las paperas han vuelto a España y debemos ser conscientes de qué son para en caso de que nos contagiemos con ellas saber qué ocurre y no alarmarnos en exceso.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés, Paperas
Última actualización:

    Paperas

    Paperas, una nueva epidemia: conócela a fondo. Desde hace muchos años no se había vuelto a ver en España la llamada enfermedad de las paperas. Sin embargo, desde hace un tiempo a esta parte cada vez son más los casos en los que jóvenes, principalmente, de entre 20 y 35 años acuden a sus médicos de cabecera asustados para saber qué les está ocurriendo. Las paperas han vuelto a instalarse en nuestra sociedad y para que no nos pille sin saber qué son y cuál es el tratamiento, os recomendamos leer este artículo donde os contaremos todo lo necesario para que no nos pille sin información.

    Las paperas, esa enfermedad que creíamos que no volvería a aparecer en España, ha vuelto, y no solamente eso, sino que además está afectando a muchas personas del territorio nacional.

    Cuando nacemos, en nuestro centro de salud, nos proporcionan lo que llamamos cartilla de vacunación. En ella se van anotando todas aquellas vacunas que nos realizamos desde que somos pequeños, como por ejemplo la vacuna contra el sarampión que se realiza en la más tierna infancia, o la del tétanos que consta de tres dosis repartidas.

    Debemos ser conscientes de la importancia de las vacunaciones ya que evitarán males futuros. Por ello, es aconsejable conocer cuáles son las vacunas necesarias en los niños, cuándo ponérselas y para qué son.

    Entre estas vacunas se encuentra la triple vírica, es decir aquella que incluía paperas, sarampión y rubeola. Desde que se comenzó con su vacunación el porcentaje de personas que padecía paperas disminuyo en más del 95% solamente en España. Además este tipo de vacunas es de por vida, es decir, que si estamos vacunados y la vacuna no se encuentra defectuosa tendremos inmunidad de por vida ante esas enfermedades.


    Lo cierto es que no tenemos la solución a esta pregunta, sin embargo, y puesto que esta enfermedad es sumamente infecciosa y fácilmente contagiable es propio que al estar en contacto con personas más susceptibles a tenerlas nos podamos ver contagiados.

    Además viajar a países donde esta enfermedad es muy común es otro de los motivos, porque como acabamos de decir, la enfermedad se contagia con muchísima facilidad.


    Su nombre verdadero es parotiditis, aunque es más conocido con el nombre de paperas. Es un virus que antiguamente era muy común en los niños.


    Lo que ocurre al tener paperas es que las glándulas salivares se hinchan o inflaman de manera alarmante, en especial las parótidas que se sitúan en las mejillas por delante de las orejas.


    En general esta enfermedad es bastante leve, en el sentido de que no suele traer mayores complicaciones que el malestar que produce en sí la enfermedad.

    Sin embargo, hay casos en los que se han producido inflamaciones testiculares (que afectan al 25% de los hombres que tienen paperas), esterilidad, meningitis, encefalitis o pérdida auditiva. Muy raramente suele ocasionar la muerte, y mucho menos en países desarrollados donde la medicina está muy avanzada.


    No existe un tratamiento como tal, o al menos no se suele recurrir a él ya que la enfermedad pasa por sí sola. Lo único que se suele administrar son antitérmicos, antiinflamatorios y paracetamol para aliviar el dolor.

    Se recomienda reposo en cama hasta que ha pasado por completo, y por supuesto estar lo menos posible en contacto con otras personas para evitar contagios futuros.

    Puesto que se inflama toda la parte salivar, es muy costoso poder comer como de costumbre por lo que se debe recurrir a platos preparados especialmente para la ocasiones, como purés que ayuden a su ingesta.

    En caso de que tengas dudas sobre si estás vacunada o no de la triple vírica, ponte en contacto con tu centro de salud. Si llevas la cartilla de vacunación será mucho más fácil ponerte al día de qué vacunas necesitas.

    895

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáConsejos BebésPaperas

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares