Navidad 2016

Paredes de pizarra para niños: Las más bonitas

Paredes de pizarra para niños: Las más bonitas

Te proponemos dar la vuelta a la decoración de la habitación de los niños y convertir una pared en el lienzo perfecto para que den rienda suelta a su imaginación. Descubre las paredes de pizarra para los niños.

por en Consejos prácticos para mamás, Mamá, Consejos Bebés, habitación bebé
Última actualización:

    Las paredes de pizarra se han convertido en una tendencia a la hora de decorar las habitaciones infantiles. Una manera creativa y práctica de crear una zona de juego en la que los más pequeños podrán dar rienda a su imaginación. Tan solo necesitarán unas tizas de colores para transformar la pared con sus dibujos e ideas. De esta manera, involucramos a los niños en la decoración de su propia habitación. Una de las ventajas de las paredes de pizarra es que podrás olvidarte de que acaben pintando el resto de las paredes de la casa, algo que repiten muchos niños cuando empiezan a descubrir las pinturas y colores.

    Las paredes de pizarra son una novedad decorativa que también ha entrado en otras estancias de la casa, como en la cocina, donde son muy útiles para tomar notas culinarias o para anotar las tareas de cada uno de los miembros de la familia o la lista de la compra. Una idea que se traslada a la habitación de los niños, para convertir una pared en el espacio artístico en el que podrán dibujar o escribir. Cada día podrán cambiar lo que aparece en la pizarra, convirtiéndose en una herramienta didáctica y creativa de lo más beneficiosa. En la galería de imágenes hemos seleccionado un montón de ideas originales en pizarras para decorar la habitación de los niños.

    Pintar en las paredes es, sin duda, un sueño hecho realidad para cualquier niño.

    Si quieres convertir una pared en un lienzo, podemos recurrir también a la pintura de pizarra. Una interesante opción para personalizar una pared de la habitación. Los niños tendrán mucho que pintar y repintar todos los días. Basta con aplicar una sola capa de la pintura en la pared y listo el espacio para que den rienda suelta a sus habilidades artísticas. A la hora de pintar, hay que tener en cuenta la altura de la que pueden llegar los niños. Y otro detalle decorativo es que una pared entera pintada puede hacer más pequeña la habitación (los colores oscuros producen una sensación visual de reducción de espacio).

    Si el efecto de la pizarra tradicional no te convence, siempre hay una alternativa, los vinilos adhesivos de pizarra, unas láminas para pintar con tizas y rotuladores, de fácil limpieza, y que además se pueden recortar con las formas que queramos. En este caso, el color negro se combina también con otras tonalidades como el rosa, amarillo, verde o azul.

    También te puede interesar: Manualidades fáciles para decorar la habitación de los niños y toma nota de estas ideas en decoración de habitaciones juveniles.

    560

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásMamáConsejos Bebéshabitación bebé

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares