Navidad 2016

Parto por cesárea: Consejos para manejar el dolor de la cesárea

Parto por cesárea: Consejos para manejar el dolor de la cesárea

Recuperarse después de la césarea lleva algo más de tiempo, porque en definitiva es una intervención quirúrgica.

por en Mamá, Parto y posparto, consejos mamás
Última actualización:
    Parto por cesárea: Consejos para manejar el dolor de la cesárea

    No podemos olvidar que la cesárea es una intervención quirúrgica y que, por lo tanto, requiere de una recuperación más larga que un parto vaginal. De hecho, en los casos en los que se practica cesárea la madre tiene que permanecer más días hospitalizada. Para controlar el dolor de la cesárea el médico puede prescribir algunos fármacos que sean compatibles con la lactancia. Pero además hay otras serie de consejos que podemos poner en práctica para que la recuperación sea más llevadera y más corta, lo que te permita disfrutar mejor de la recién estrenada maternidad.

    • Es aconsejable caminar, de manera lenta y de forma gradual, desde el día siguiente al parto, lo que ayudará a acortar los tiempos de recuperación y estimulará la circulación.
    • Evita levantar peso, salvo el bebé, porque esto podría aumentar la sensación de dolor.
    • Aumenta la ingesta de líquido. Beber mucha agua reduce los riesgos de infección urinaria tras la cesárea (por la colocación de la sonda urinaria). Si aparece fiebre o notas escozor o picor, consulta inmediatamente al médico. Además de tomar más líquidos, también como consejo si estás dando de amamantar al bebé, hay que seguir una dieta sana. En algunos casos el médico puede aconsejar tomar un suplemento de hierro durante algunas semanas.

      Esto ayudará a recuperar fuerzas y a reponerse más rápido.

    • Orinar con más frecuencia. Es aconsejable mantener la vejiga vacía para que el útero se mantenga contraído y además se reduzca la presión en la incisión.
    • Tras el parto, ya sea vaginal o por cesárea, se expulsan los denominados loquios. Pérdidas de sangre y tejido muerto de las paredes del útero que al principio son de color oscuro y van tornando al amarillo al cabo de los días. Cuando el parto es por cesárea suelen prolongarse más tiempo. Hay que vigilar si aparecen síntomas como dolor o fiebre.
    • Al dar de mamar al bebé conviene elegir la posición más cómoda para ambos en los días posteriores a la cesárea, ya que el dolor de la incisión puede ser mayor al estar cicatrizando.

    También te puede interesar: Ventajas y desventajas de un parto cesáreo y toma nota de cómo reducir el riesgo de cesárea con ejercicio físico durante el embarazo.

    517

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáParto y pospartoconsejos mamás

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares