Pedir disculpas a los hijos: Cuándo y cómo hacerlo

Pedir perdón a los hijos ayuda al desarrollo personal de niños y padres.

por , il

    Pedir disculpas a los hijos: Cuándo y cómo hacerlo

    Los expertos advierten de la importancia de reconocer nuestros errores y de saber pedir perdón a los hijos. Educar en la bondad y en la humildad es toda una lección de vida para ellos y para nosotros. Pero no siempre es fácil saber cómo y cuándo pedir perdón a un niño. En EllaHoy te contamos las claves para hacerlo.

    Disculparse con los hijos

    Pedir perdón nos hace crecer como personas, nos hace madurar y aprender de los errores cometidos. Nadie es inafilibe, todos nos equivocamos y no tiene nada de malo reconocerlo, pedir perdón y aprender de ello. Pero un perdón sincero, no uno vacío, de esos que se lleva el viento las palabras. El objetivo es sacar beneficio de ello, reforzar los lazos con los demás y ganar en autoestima y sabiduría. Entonces, si estamos de acuerdo en esto, ¿por qué la cosa cambia cuando se trata de pedir perdón a un niño? ¿Qué nos ocurre cuando tenemos que disculparnos con nuestro hijo?

    Muchos padres tienen la creencia errónea de que pedir perdón a un hijo, es una forma de perder la autoridad y la posición de referencia que tienen como progenitores. Pero, ¿no les serviría esto a los niños como ejemplo? ¿No aprenden ellos a través de la imitación?

    Cuándo pedir disculpas a los hijos

    Te has pasado con ese castigo que le has puesto, ya que no era para tanto lo que el pequeño había hecho. Le ibas a llevar a una salida y al final no es posible. Te has dado cuenta de que él decía la verdad y tu estabas equivocado. Le has gritado o le has juzgado mal… Y así un sinfín de situaciones cotidianas más. Piensa que los padres aprender a ser padres, y esto se hace mediante la técnica de ensayo error.

    Pues bien, es en este tipo de situaciones en las que los padres deben pedir perdón de manera sincera a sus hijos. Te darás cuenta de la reacción totalmente distinta que tienen los pequeños al ver que sus padres son humanos, al darse cuenta de que no hay nada malo en ver que algo no estaba bien y en cambiarlo. Los pedagogos afirman que es una de las mejores formas de educar, en el amor, en la confianza y en el respeto.

    No se trata de una simple formalidad, si no de la forma en la que tratas a tus hijos. Les aportas aspectos como la seguridad, la empatía y la asertividad. Les ayudas además a integrar el perdón como una herramienta personal muy útil.

    Madurar y superar retos. Esa es la cuestión, no es fácil pedir perdón, pero si lo miras bien, solo tiene efectos positivos. Una de las lecciones más importantes de pedir disculpas es que es posible aprender de los errores. Y esto vale tanto para niños como para adultos.

    Cómo pedir perdón a los hijos

    Saber decir “me equivoqué y voy a intentar corregir mi error”, es un ejemplo excelente para demostrar tu respeto a tu hijo como ser humano. ¿Cómo hacerlo? Ponte a su altura, mírale a los ojos y di sencillamente “perdón”. Padres responsables que dejan de lado los tabúes y tratan a sus hijos de iguales, con coherencia en sus palabras y en sus actos.

    Los expertos en psicología infantil aseguran que tiene enormes beneficios para el crecimiento emocional de los niños. El diálogo anula las rabietas y la convivencia se deja ver en todo su esplendor.

    También te puede interesar: Ciencia: Los niños aprenden a través de las emociones y Síndrome de los padres exigentes: Consecuencias para los niños