Navidad 2016

Peleas entre hermanos: cómo mediar entre tus hijos

Peleas entre hermanos: cómo mediar entre tus hijos

Peleas entre hermanos: cómo mediar entre tus hijos. Las peleas entre hermanos son inevitables, con lo que en caso de tener que mediar, hay que hacerlo de forma que se solucione cuanto antes el problema y tratando de que no se generen más discusiones.

por en Educación de los hijos, Mamá, Consejos Bebés, Educación niños
Última actualización:

    Peleas entre hermanos

    Peleas entre hermanos: cómo mediar entre ellos. La convivencia hace que entre hermanos se creen roces y acaben peleándose cuando son pequeños, más si además se llevan poca edad entre ellos y pasan el mayor tiempo del día juntos. Es inevitable que tengan sus discusiones y generalmente es algo normal, si estas no son excesivas y ni llegan con frecuencia a las manos, pero aún así es bueno que los padres medien entre ellos. Hoy vamos a hablar de cómo debemos actuar cuando nuestros hijos se pelean para tratar de calmarlos e intentar que estas discusiones no lleven a un problema mayor a la larga.

    Si tienes dos o más hijos, es muy probable que sepas lo que es que tengan alguna pelea, ya sea porque no se dejan los juguetes, porque uno se ha metido con el otro, etc. En definitiva, la convivencia entre ellos hace que surjan de vez en cuando algunas rencillas y es bueno que los padres medien de forma que el problema no vaya a más.

    Cuando tus hijos se peleen te recomendamos que sigas los siguientes pasos para que todo se quede en una discusión sin importancia y no que a la larga estas peleas se conviertan en un problema.


    No siempre es necesario intervenir cuando dos o más hijos se pelean porque es bueno que entre ellos solucionen sus problemas pero en el caso de tener que hacerlo puedes seguir estos consejos:

    • Lo primero de todo es saber el origen que les ha llevado a la discusión. No vale escuchar gritos y simplemente decir algo del estilo: “no me importa lo que ha pasado, todos castigados”. Probablemente uno haya empezado la disputa y el otro, u otros, hayan seguido, con lo que hay que saber qué papel tiene cada uno. Para ello cálmalos y deja que cada uno cuente su versión de los hechos.
    • A la hora de decir a cada uno lo que han hecho mal debes dar buenos argumentos y siempre ser razonable y nunca comparar.

      No seas injusto con el mayor y le recrimines que él es más responsable, ya que muchas veces los más pequeños saben aprovecharse de ello y por eso luego acaban usando el chantaje emocional.

    • Establece unas reglas de conducta y diles que los juguetes hay que compartirlos, que las cosas se piden por favor, etc. Prémiales también cuando hagan estas cosas bien para que vean que valoras su buena conducta.
    • Muchas veces es bueno hablar con ellos por separado para hacerles entender mejor cómo se tienen que comportar con sus hermanos y además de esta forma para ellos es más fácil contarte lo que sienten cuando no hay nadie delante escuchando.
    • Y finalmente tienes que conseguir que hagan las paces y que se demuestren lo que realmente se quieren a pesar de sus peleas.

    Actuando con calma, sabiendo lo que tienes qué decirles a tus hijos y lo que no, seguro que puedes lograr que cada vez se peleen menos.

    657

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáConsejos BebésEducación niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares