Pendientes bebés: ¿Hay que hacerles agujeros en las orejas?

Descubre las razones a favor y en contra de los padres para hacer los agujeros para los pendientes de bebé.

por , il

    Pendientes bebés: ¿Hay que hacerles agujeros en las orejas?

    Pendientes bebé, ¿sí o no? Hacer los agujeros de los pendientes a las bebés era hasta hace no tanto una costumbre indiscutible. Pero, hoy en día, también hay padres que se preguntan por qué poner pendientes a un recién nacido y, en caso de hacerlo, cómo y dónde hacer los agujeros de las orejas.

    Lo más común es hacer los agujeros a las niñas en las primeras semanas de vida, aunque lo cierto es que se pueden hacer a cualquier edad.

    ¿Poner pendientes al bebé duele?

    Aunque leve, hacer los agujeros en las orejas duele, porque el cartílago y la piel son más finos, y puede ocasionar alguna molestia al bebé al llevar puestos los pendientes los primeros días. La ventaja es que al ser tan pequeña no lo recordará.

    En algunos casos puede aparecer alergia o irritación de la piel, todavía delicada, del bebé. En este caso, hay que retirar los pendientes. Es uno de los motivos principales para elegir siempre pendientes de calidad y elaborados con materiales que no causen irritabilidad o reacciones alérgica.

    Si al hacerse mayor, la niña decide no llevar pendientes, los agujeros se terminarán cerrando.

    ¿Dónde hacer los agujeros de las orejas a un bebé?

    • La mayoría de los centros hospitalarios ofrecen a los padres la opción de hacer los agujeros en las orejas a las niñas pocas horas después de nacer. Es una de las opciones más fáciles y que ofrece todas las garantías. La desventaja es que, al hacerlo tan pronto, es más complicado que el agujero quede en el centro, un aspecto que puede acusar más adelante en el caso de que quede cerca del borde.
    • En caso de esperar para hacer los agujeros, la mejor opción es acudir a una farmacia de tu localidad y dejar que allí le hagan los agujeros y, por supuesto, le pongan unos pendientes apropiados. Es importante que sigas todas las instrucciones de cuándo cambiárselos y no te saltes las normas.
    • Lo verdaderamente importante es realizar estas perforaciones en un lugar seguro, limpio y que te ofrezca todas las garantías. No olvides que es de tu hija de quien estamos hablando y que en este sentido más vale no tener ninguna duda.
    • Como ves no hay unidad de criterios, aunque sí existen algunas ideas que son comunes a todos los especialistas. Si no estás muy segura de qué hacer, lo mejor es que consultes al pediatra de tu hija para que te aclare las dudas que te puedan surgir.

    Razones para no agujerar las orejas de tu hija

    Hay padres que consideran que agujerear las orejas de su hija cuando es pequeña es innecesario. Una decisión que creen debe tomar ella cuando crezca y no motivada por la costumbre de ponerles pendientes solo por el hecho de ser niñas.

    El debate es extensivo a otros países, y de hecho, ha dado lugar a campañas como la puesta en marcha en Reino Unido por un grupo de de padres, a través de la plataforma 38 degrees. Sus razones para no agujerar las orejas de las niñas es que se provoca un dolor innecesario, por muy leve que sea, y en realidad solo responde a la vanidad de los padres. En Reino Unido hay opiniones más contundentes, como la de considerarlo casi como una forma de abuso infantil.

    Si los padres no lo tienen claro, la mejor opción es esperar. Esto es lo que se hace en Estados Unidos, por ejemplo, donde se espera hasta los 2 años para perforar los lóbulos de las orejas, edad a la que las niñas ya están vacunadas y por tanto más protegidas ante posibles infecciones.

    También te puede interesar: Nueva ley obliga a elegir el orden de los apellidos del recién nacido y descubre qué chupete es mejor para un recién nacido.