Permiso de paternidad: Cambios para 2017

La esperada ampliación del permiso de paternidad será realidad a partir del 1 de enero.

por , il

    Permiso de paternidad: Cambios para 2017

    De dos a cuatro semanas. El permiso de paternidad en casos de nacimiento, adopción o acogida se ampliará a un mes a partir del 1 de enero de 2017, una medida aprobada por el Gobierno y cuya entrada en vigor se ha ido aplazando en los seis últimos años desde que en 2011 se incluyera en la Ley de Igualdad. El principal objetivo es favorecer la conciliación de la vida laboral y personal.

    La prestación por paternidad se define como el derecho del trabajador a percibir un permiso retribuido durante los días de suspensión del contrato de trabajo, o cese en la actividad, en caso de nacimiento de un hijo, adopción o acogimiento. Prestación económica equivalente al 100% de la base reguladora de su salario. En el caso de la madre, el denominado permiso de maternidad, dura hasta 16 semanas, por debajo de la media de la Unión Europea que se sitúa en 23 semanas. Las madres tienen derecho a una baja de 6 semanas obligatorias, pudiendo disfrutar o compartir las otras 10 con los padres. En el caso del permiso de paternidad pasará a ser de dos semanas a un mes.

    Hasta septiembre de 2016, más de 180.000 padres solicitaron en nuestro país el permiso de paternidad, un 2,5% que en el año anterior. El permiso de paternidad lo pueden solicitar los trabajadores por cuenta ajena, funcionarios, autónomos, empleados de hogar…

    Cómo solicitarlo

    Hay que distinguir entre nacimiento, adopción o acogimiento. Así, en caso de nacimiento, el permiso de paternidad solo lo puede solicitar el otro progenitor, ya que la madre disfrutará de su permiso de maternidad. En caso de adopción o acogimiento, y cuando los dos progenitores trabajan, tendrán que decidir cuál de ellos disfruta del permiso de paternidad.

    Requisitos

    • Estar afiliados y de alta en la Seguridad Social.
    • Tener cubierto un período de cotización de 180 días dentro de los 7 años inmediatamente anteriores a la fecha de inicio del periodo de suspensión o del permiso o, alternativamente, 360 días cotizados a lo largo de su vida laboral, con anterioridad a dicha fecha.

    También te puede interesar: Maternidad subrogada: Todo sobre la maternidad de alquiler y toma nota de las 5 señales de que tu chico será un buen padre.