Navidad 2016

Por qué bautizar al bebé: Pros y contras

Por qué bautizar al bebé: Pros y contras

¿Por qué debería bautizar a mi hijo? Te contamos todos los pros y contras que atañen a esta decisión. ¡Te decidirás, seguro!

    Por qué bautizar al bebé: Pros y contras

    Bautizar a un bebé es algo que muchas personas tienen pensado hacer por simple tradición, dejando a un lado el hecho de que se trata de una ceremonia religiosa. Pero, ¿es realmente una decisión acertada? Te contamos por qué bautizar a tu bebé y te mostramos los pros y contras.

    1. Seguirá tu fe

    Está claro que la razón más poderosa que debe haber para querer bautizar un hijo es ser creyente. Si lo eres, este ritual será necesario para presentar a tu hijo ante la comunidad cristiana, junto a la cual crecerá y participará en otras ceremonias como la Primera Comunión o su propia boda.

    2. Continuarás la tradición

    Incluso para las personas que no son tan afines a la religión cristiana son muy propensas a bautizar a su hijo precisamente porque es una tradición. Parece que ya no es tan importante el trasfondo de la ceremonia como el propio acontecimiento en sí, y es que todas las mamás queremos ofrecer un día especial a nuestro pequeño.

    3. Será un día para recordar

    Siguiendo con lo dicho anteriormente, el bautizo es una excusa perfecta para pasar un día fantástico en familia. Haréis un bonito reportaje fotográfico y lo recordaréis por el resto de vuestras vidas. ¿Y quién no quiere eso para su hijo?

    1. Condicionarás su fe

    Está claro que no es lo mismo imponer a un niño una religión determinada que dejarlo crecer y elegir cuando alcance una madurez suficiente para hacerlo. Esto deberás tenerlo muy en cuenta, y es que puede que tu hijo no esté conforme con tu decisión cuando crezca.

    2. Deberás darle una educación acorde

    Obviamente, explicarle a tu hijo en qué se basa la religión cristiana y realizar actividades acordes no es un problema si eres creyente. Pero, ¿qué pasa si no lo eres? Lamentablemente, debemos decirte que con tu decisión introducirás a tu hijo en la comunidad religiosa, pero al no observar en casa unos valores acordes, tu pequeño puede acabar confundiéndose.

    3. Si es por ostentación, no te lo plantees

    ¿De verdad quieres bautizar a tu hijo en una religión que predica la humildad haciendo una fiesta altamente lujosa? Puede que ya no solo provoque la confusión de tu hijo cuando comience a aprender sobre el cristianismo, sino que también puedes llegar a ofender a algún practicante auténtico.

    Nuestra recomendación es muy simple: si eres católica, bautiza a tu hijo; si no lo eres, piénsatelo dos veces. Si te identificas con esta última opción debes saber que existen alternativas al bautizo para hacer una fiesta de bienvenida a tu hijo sin que medie la religión. De hecho, cada vez está haciéndose más popular el “bautizo civil”, que se trata de un bautizo en el cual no entra en juego ningún tipo de creencia en concreto, lo cual es muy útil especialmente para familias ateas. Sin duda, esta es la mejor opción para dejar al niño la oportunidad de elegir por sí mismo su propia religión cuando crezca, si es que quiere hacerlo.

    659

    ESCRITO POR PUBLICADO EN BautizosConsejos prácticos para mamásMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares