Por qué confundo los nombres de mis hijos: Razones psicológicas

¿Debo preocuparme si confundo los nombres de mis hijos? Descubre por qué sucede realmente.

por , il

    Por qué confundo los nombres de mis hijos: Razones psicológicas

    ¿Por qué confundo los nombres de mis hijos? La ciencia tiene la respuesta, y no es una cuestión de edad en absoluto. Confundir los nombres de los hijos es algo muy frecuente entre las padres, sin embargo hasta ahora se había atribuido especialmente a una cuestión de despistes u olvidos.

    La curiosidad de los investigadores por resolver algunos curiosos enigmas sobre nuestro comportamiento ha hecho que la ciencia haya querido ir más allá, para encontrar una respuesta más satisfactoria a por qué se confunden los nombres. Un estudio publicado en la revista Memory and Cognition, y realizado por la Duke University y la Aarhus University, ha constatado que se trata de un fallo cognitivo.

    Con este estudio, la ciencia además desmonta que la confusión de nombres pueda ser porque los padres tienen un hijo favorito.

    ¿Por qué los padres confunden los nombres de sus hijos?

    confundir nombres hijos 48x48

    La causa de la confusión es la percepción de pertenencia al grupo de las personas más queridas, ya sean hijos, familiares, amigos, parejas e, incluso, mascotas. Dicho de otra manera, las personas con las que mantenemos unos lazos personales muy fuertes, como es el caso de los padres/madres e hijos. Es el tipo de relación que establecemos la que guía al cerebro a la hora de almacenar los nombres. En el caso de los hijos, al englobarlos en una misma categoría especial, es normal mezclar los nombres y confundirse al decirlo en palabras de forma inconsciente.

    El fallo cognitivo, como recoge este estudio, es el resultado de cómo se almacenan en nuestro cerebro los nombres de las personas en función de las categorías (hijos, amigos…). La inclusión de las mascotas en el estudio realizado, que ha contado con la participación de más de 1.700 personas, no es arbitraria, ya que algunos confundieron sus nombres con los de familiares, por el vínculo especial que tenían con ellas.

    Este curioso estudio arrojó otros datos interesantes. Así, por ejemplo, confundir el nombre con alguno de sus hermanos o familiares es algo que le había sucedido en primera persona al 95% de los participantes, y además más del 50% reconoció que ellos también confundían los nombres de familiares o amigos muy cercanos.

    También te puede interesar: Síndrome del hijo único: ¿Qué es y cómo prevenirlo? y toma nota de cómo decir no a los niños: formas positivas para decir no a los hijos.