Navidad 2016

Portabebés o carrito: ¿cuál elegir?

Portabebés o carrito: ¿cuál elegir?

En la lista de cosas que necesitará el bebé durante los primeros meses no puede faltar el portabebés o el carrito, ¿cuál es la opción más recomendable?

    Portabebés o carrito: ¿cuál elegir?

    ¿Portabebés o carrito? Cuál es la mejor opción para transportar a los más pequeños. Siguiendo las recomendaciones de los expertos, lo más aconsejable es optar por un portabebés ergonómico en lugar del carrito, hasta ahora el método más clásico y utilizado. Y es que el portabebés, como vamos a ver a continuación, tiene algunas ventajas extras que, como padres, conviene conocer. En primer lugar, con el portabebés los niños lloran menos y concilian mejor el sueño. Pero hay mucho más.

    Además de conseguir que se mantengan más relajados, el portabebés favorece la lactancia materna, facilita el desarrollo psicomotriz de los niños y fortalece los vínculos afectivos entre padres e hijos. Lógicamente, el aspecto de la seguridad es fundamental a la hora de elegir el método más adecuado de transporte.

    El portabebés debe ser ergonómico y homologado, contando con unas sujecciones adecuadas para la cabeza, sobre todo si el niño tiene menos de 6 meses y se coloca erguido. El padre o madre deben colocarse el portabebés a la altura del pecho, respetando siempre la posición natural del bebe (postura rana).

    El portabebés, tal y como constatan los profesionales del Colegio de Fisioterapeutas de Madrid, es una herramienta aliada para ayudar a la curación de la luxación congénita de cadera o displasia. También ayuda a que la cabeza de los bebés se redondee de manera natural, evitando el apoyo constante sobre el mismo lado (cuando duermen en la cuna o cuando van dormidos en el carrito).

    Y el portabebés no solo tiene ventajas para el niño, también para el padre o madre que lo porta, ya que por la posición que adopta el niño (pegado al cuerpo y cerca de su centro de gravedad) ayuda a reducir los molestos dolores de espalda. Un consejo: la tela de la parte posterior del portabebés tiene que ir siempre bien extendida. Para prevenir posibles lesiones es aconsejable flexionar levemente la cadera y las rodillas a la hora de bañar o de cambiar de pañales a los bebés, así como una adoptar una postura cómoda a la hora de amamantar.

    También te puede interesar: Fular portabebés: Un beneficio para todos y toma nota de los 10 tips para preparar la cuna del bebé.

    479

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares