Postparto: 5 ayudas para los senos

Postparto: 5 ayudas para los senos

Durante el embarazo y la lactancia, los senos sufren importantes cambios, pero no hay que alarmarse porque contamos con eficaces aliados.

por en Mamá, Parto y posparto, Consejos Bebés
Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17

    postparto senos 48x48 Tanto el periodo del embarazo como el postparto y la lactancia provocan cambios notables en el cuerpo de la mujer y, en concreto, en los senos. Los cambios hormonales, la tensión de la piel por el aumento de volumen pueden provocar efectos estéticos indeseados en los senos, y esto tan solo en el periodo de nueve meses. Para que los cambios no nos pillen desprevenidas y para frenar los posibles daños a la piel y a la forma de los senos, conviene conocer algunas de las soluciones más apropiadas para evitar los efectos secundarios del embarazo y la lactancia.

    ducha agua fria y caliente 48x48 La ducha cada mañana, tanto por razones de higiene, como para reforzar el tejido mamario y activar el torrente sanguíneo. Un sencillo gesto que tonifica. Basta con dirigir el chorro de la ducha al pecho en un movimiento circular, alternando la temperatura del agua (caliente y fría), con intervalos de unos diez segundos.

    hidratación pecho 48x48 Hidratar la piel del pecho durante el embarazo y después es esencial para mantener la piel firme y elástica y evitar, por ejemplo, las estrías. Hidratar con cremas y aceites, como el de almendras dulces. También conviene tomar más líquidos, 2 litros de agua cada día, y seguir una dieta rica en frutas y verduras.

    masajes pecho 48x48 De igual manera que la hidratación es un buen aliado, también lo son los masajes. Basta tener un poco de paciencia para conseguir muy buenos resultados. Cada mañana y cada tarde, cuando se aplica la crema hidratante o aceite en el pecho, es crucial hacerlo con una serie de movimientos circulares durante unos minutos.

    ejercicio pecho 48x48 Para reforzar y mantener firmes los músculos del pecho. y evitar su caída hacia abajo, hay una serie de ejercicios muy eficaces. Un ejemplo: de pie, con los codos hacia afuera, las manos juntas frente al pecho, presionar las palmas con fuerza mientras se mantiene la tensión durante unos minutos; luego relajarse y repetir.

    sujetador importante 48x48 Parece un aspecto insignificante, pero el sujetador durante el embarazo y durante la lactancia es un accesorio esencial. Es importante elegir la talla adecuada, preferiblemente sin aros ni demasiados detalles, de un material cómodo y transpirable, que sostenga el pecho sin aplastar.

    625