Posturas para hacer el amor embarazada

El embarazo, salvo complicaciones, es una etapa para explorar nuevas posturas y formas de disfrutar en pareja haciendo el amor.

por , il

    Posturas para hacer el amor embarazada

    Hacer el amor durante el embarazo en determinadas posiciones, como el misionero por ejemplo, puede resultar más complicado a partir de un determinado mes debido al volumen de la barriga, especialmente porque es difícil encontrar una postura cómoda para los dos. Pero esto no quiere decir en absoluto que haya que renunciar a las relaciones íntimas de pareja durante el embarazo, siendo una oportunidad para explorar nuevas posturas, para encontrar nuevas formas de disfrutar en pareja. Salvo en caso de complicaciones durante el embarazo, o por propia decisión de la pareja, no es necesario que la vida sexual se interrumpa. De hecho, mantener la intimidad durante el embarazo reporta beneficios, tanto a nivel físico como emocional, para la futura madre y padre. Vamos a ver, a continuación, alguna de las posturas más cómodas para hacer el amor embarazada.

    Mujer encima

    Es una de las posiciones en las que la mujer se sentirá más cómoda, sobre todo porque le permite controlar mejor los ritmos y la profundidad de la penetración. Al estar la mujer encima, debe ser ella la que controle los movimientos, ya que lo contrario pueda resultar más cansada que otras posiciones.

    Ambos en posición lateral

    Es una de las posiciones más comunes durante el embarazo y que permite un contacto entre los cuerpos más cercano y directo. Colocados los dos de lado, la mujer apoya la espalda sobre el pecho de su pareja, levantando ligeramente la pierna para facilitar la penetración.

    Sentada

    Otra posición a probar durante el embarazo es sentándose la mujer -en la cama o en la silla- de frente o de espalda. Habrá que ir buscando la manera más cómoda a medida que avanza el embarazado y la tripita de la embarazada aumenta de volumen.

    Postura del perrito

    La mujer se coloca a cuatro patas, con las piernas separadas, y su pareja detrás, de rodillas. Es una postura a tener en cuenta cuando el peso de la pareja puede resultar molesto encima de la tripita.

    De pie

    Una de las posturas más cómodas para hacer el amor durante el embarazo, es colocarse ambos de pie, inclinándose la mujer ligeramente hacia adelante (apoyándose sobre la pared, por ejemplo).

    También te puede interesar: ¿Cómo afecta el embarazo a la mente?: Cambios que se producen y toma nota de las 8 cosas que se deben evitar durante el embarazo.