Navidad 2016

Potitos industriales o caseros: ¿Alimentan igual?

Potitos industriales o caseros: ¿Alimentan igual?

Potitos industriales o caseros: ¿Alimentan igual? La respuesta, para tranquilidad de los padres y avalada por los resultados de un estudio científico que ha indagado en sus propiedades, es que sí. Ambos preparados tienen valores nutricionales similires, y de hecho, los potitos industriales suelen tener menos niveles de sal que los preparados en casa.

    Potitos industriales o caseros: ¿Alimentan igual?

    Potitos industriales o caseros: ¿Alimentan igual? La respuesta, avalada por el último estudio de investigación y para la tranquilidad de los padres, es que tanto unos como otros tienen valores nutricionales similares. Contenidos similares en proteínas, cuya única diferencia radica en la variedad de la carne utilizada, y en grasas. Y no es el único consejo nutricional que, al hilo de este estudio que analiza las propiedades alimenticias de los potitos, subrayan los investigadores. Así, recuerdan que es importante controlar los niveles de sal, los cuales suelen ser mayores en los potitos preparados en casa.


    Los potitos forman parte de la alimentación de los más pequeños, pero ¿es mejor prepararlos en casa o adquirir los potitos industriales?, ¿alimentan igual? Son algunas de las preguntas a las que da respuesta un estudio realizado por el Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital La Fe de Valencia, en colaboración con la Universidad de Murcia. Un estudio que constata que apenas existen diferencias significativas y que ambos preparados presentan valores nutricionales similares. Conclusiones extraídas después de comparar los niveles de proteínas, resultando que las diferencias solo vienen dadas por el tipo de carne utilizada o la cantidad añadida a la fórmula. Similar contenido también en grasas, señalando además que en algunas de las marcas comercializadas de potitos se ha reforzado la presencia de ácidos grasos esenciales (ácido linoleico y linolénico) con la utilización de aceite de semillas.

    Este estudio, dirigido por la Unidad de Nutrición y Metabolopatías del Hospital de La Fe y que ha presentado estos días la Generalitat Valenciana, también arroja otras conclusiones interesantes. Se trata en este caso del contenido de sodio, resultando que son los purés preparados en casa los que tienen mayores niveles de sal, ya que se suele añadir a ojo.

    Es importante controlar las cantidades de sal, al igual que las papillas o comidas demasiados dulces, durante los primeros meses de vida y cuando se empiezan a incorporar alimentos nuevos a la dieta de los más pequeños. Y es que, como explican los médicos y especialistas, dar alimentos demasiado dulces o saladas en los primeros seis meses puede condicionar el gusto y las preferencias alimenticias de los niños a medida que crecen. Esto es debido a que el sistema digestivo, el renal y el sistema inmunitario completan su proceso de maduración entre los cuatro y los seis meses de vida. Asimismo, a partir del quinto mes se deben empezar a incluir en la dieta del niño de una manera progresiva alimentos ácidos.

    Tal y como han asegurado los autores de este estudio, el motivo de indagar en las diferencias entre los potitos industriales y los caseros ha venido dado por el aumento detectado en el consumo de los preparados industriales. Un aumento que se debe, generalmente, a la falta de tiempo para elaborar los purés caseros. Pero la opción de los padres es acertada y nutritiva. Los potitos industriales que se comercializan actualmente tienen los mismos valores nutricionales que un puré o papilla preparado en casa. Por lo tanto, los padres pueden estar tranquilos y seguros de que están tomando una buena opción en cuanto a la alimentación de los más pequeños.

    646

    ESCRITO POR PUBLICADO EN AlimentaciónAlimentación BebésInvestigaciones MédicasMamáNutriciónRecetas bebés y niñosSalud de Mujersalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares