Navidad 2016

Prepara un nutritivo puré de acelgas y pollo para bebés

Prepara un nutritivo puré de acelgas y pollo para bebés

Tu bebé necesita mucha nutrición para que crezca fuerte y sano. Por eso en EllaHoy queremos ofrecerte recetas saludables y nutritivas como este puré de acelgas y pollo. ¡Verás que es muy fácil de preparar!

por en Mamá, Recetas bebés y niños
Última actualización:
    Prepara un nutritivo puré de acelgas y pollo para bebés

    Hoy te presentamos esta deliciosa receta con la que aprenderás a preparar un nutritivo puré de acelgas y pollo para tu bebé. Es una sencilla receta que no te llevará mucho tiempo, está pensada para bebés de más de 12 meses de edad.

    Recuerda que si estás introduciendo alimentos a tu bebé, debes ir despacio, uno por uno, para asegurarte de que no le provocan alergia.

    Las acelgas son un ingrediente muy nutritivo que aporta fibra y agua. Son ricas en vitamina A y C, y contienen potasio, magnesio, hierro y yodo. Así que es una verdura que hidrata y ayuda al tránsito intestinal, además de aportar minerales y hierro que ayudan a la prevención de infecciones y anemia de tu bebé.

    El pollo es una buena fuente de proteína y es bajo en grasas, por lo que favorece las digestiones más livianas. Además, aporta vitamina B y ácido fólico. Generalmente, la edad recomendada para introducir este alimento es a partir de los 6 meses, pero siempre es preferible que consultes con tu pediatra cuándo y cómo introducir los alimentos a tu bebé.

    Debes saber que la Agencia Española de Seguridad Alimentaria no recomienda incluir espinacas, col, remolachas o acelgas en los purés para niños menores de 12 meses, debido al alto contenido de nitratos de estas verduras. Además, no se recomienda más de una ración al día de estas verduras a niños de 1 a 3 años de edad. Además, si tu hijo tiene una infección gastrointestinal no debes darle estas verduras.

    • 1 taza de acelgas.
    • 50 gr. de pechuga de pollo.
    • Caldo de pollo (aproximadamente una taza).
    1. Lava bien las acelgas y cuécelas.También puedes cocerlas al vapor para que se conserven mejor los nutrientes de la verdura.
    2. Mientras, cuece el pollo (sin piel y sin hueso)
    3. Una vez los ingredientes se hayan enfriado, licúa las acelgas, la pechuga de pollo y el caldo de pollo al gusto, en función del espesor que desees obtener.

      Ya tienes una deliciosa y nutritiva papilla para tu bebé.

    Un tip: si el caldo de pollo es casero será mucho más nutritivo. Y si además es orgánico, el sabor será delicioso y será mucho más saludable.

    Consejo: no hace falta que añadas sal a la papilla. Los bebés no necesitan comer tanta sal, es suficiente con la que contienen los alimentos de forma natural.

    Recuerda: la introducción de la fibra en los bebés ha de hacerse de manera paulatina para que los intestinos se acostumbren poco a poco y no sea perjudicial.

    Si quieres conocer más recetas de bebés tal vez te interesa Dos opciones de merienda con yogur y frutas y Papilla de sémola y carne de pollo

    570

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáRecetas bebés y niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares