Navidad 2016

Preparación al parto: Consejos para ayudar a nacer a tu hijo

Preparación al parto: Consejos para ayudar a nacer a tu hijo

Preparación al parto: Consejos para ayudar a nacer a tu hijo. La respiración y colocación del bebé son fundamentales en el momento del alumbramiento. Y, tú juegas una parte importante en ello. No te pierdas todos estos consejos para ayudar a nacer a tu hijo.

por en Embarazo, Mamá, Parto y posparto, Consejos Bebés, dolor parto
Última actualización:
    Preparación al parto: Consejos para ayudar a nacer a tu hijo

    Preparación al parto: Consejos para ayudar a nacer a tu hijo. ¿Crees que no serás capaz de mantener la calma en el momento del parto? Si es así, te recomendamos que elimines esa idea de la cabeza porque tú eres parte fundamental en un momento tan especial. No puedes acudir a la Clínica con la idea de que todo queda en manos del equipo médico. Tú juegas un papel fundamental para ayudar a nacer a tu hijo. La postura, la respiración… Todos estos detalles serán determinantes para tener un mejor o peor alumbramiento. Toma nota de todos estos consejos para ayudar a nacer a tu hijo.

    Si piensas que llegado el momento del parto no puedes hacer nada para contribuir a que tu hijo nazca de la mejor manera y que todo queda en manos de la matrona, te equivocas. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para ayudar a nacer tu hijo.

    Una de las cuestiones más importantes en el momento del parto es saber controlar la respiración. Si bien durante las clases previas al parto te ofrecen numerosas orientaciones los nervios te pueden jugar una mala pasada. Por ello, debes recordar la importancia de diferentes cuestiones, pero especialmente la cantidad suficiente de oxígeno que debes aportar al bebé, algo fundamental para asegurar su supervivencia de tu pequeño. Asimismo, si consigues controlar la respiración durante el trabajo propio del parto y el momento del expulsivo, le facilitarás la tarea de nacer.

    Como venimos insistiendo la respiración es fundamental. Y, tal vez, pienses que con los nervios no recordarás aquello que te enseñaron en las clases maternales, te aseguramos que es algo instintivo y te acordarás de todo. No obstante, repasamos contigo algunas cuestiones fundamentales.
    ¿Qué hacer cuando comienzan las contracciones? Debes inspirar suavemente a través de la nariz y espirar a continuación por la boca con tranquilidad.


    ¡Doctor, la intensidad de las contracciones es mayor! ¿Qué hago? Recuerda, entonces inspirar pequeñas cantidades de aire y expúlsalo por la boca. Otra alternativa es tomar una cantidad grande de aire por la nariz y exhalar, poco a poco, en cuatro tiempos por la boca.

    ¿Cómo debes actuar hacia el final del parto? En esta fase del parto las contracciones son más fuertes y deberás realizar entonces respiraciones rápidas para aliviar el dolor y enviar mucho oxígeno al bebé. Para ello, toma aire en un tiempo y expúlsalo por la boca. Aunque tengas ganas de empujar en ese momento no lo hagas si la matrona no te lo indica. Puedes, en esa situación, respirar hondo expulsando el aire con un soplido prolongado aunque si lo prefieres también puedes jadear.

    Respecto a la colocación del feto puedes ayudar a nacer a tu hijo buscando la llamada posición anterior o posición fetal óptima. Esto puedes conseguirlo mientras estás tranquilamente sentada. El objetivo es que el bebé se incline hacia delante. Puedes probar las siguientes recomendaciones para ello:

    • Al sentarte asegúrate que las nalgas no te quedan hundidas y las rodillas levantadas.
    • Siéntate en el coche sobre un almohadón.
    • Siéntate sobre una pelota grande ejercicio y haz suaves movimientos hacia delante y hacia atrás.

    Si quieres ayudar a nacer a tu hijo pon en práctica estos consejos donde la respiración en el alumbramiento y la colocación son fundamentales.

    647

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáParto y pospartoConsejos Bebésdolor parto

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares