Presión arterial alta en niños: Síntomas, causas y soluciones

Presión arterial alta en niños: Síntomas, causas y soluciones

Aunque tendemos a pensar que la tensión arterial alta es un trastorno de adultos, los más pequeños también lo pueden padecer. ¿Qué hacer?

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés, Tensión alta
Ultimo aggiornamento:

    Al igual que sucede con otros problemas de salud -como el colesterol, por ejemplo- que, de entrada, solemos atribuirlos a la edad adulta, la presión arterial alta es un trastorno que también puede diagnosticarse en los más pequeños. Las causas pueden ser diversas, como veremos a continuación, si bien hay que reseñar que no es un problema que debamos subestimar, sino todo lo contrario. Vamos a ver más detenidamente por qué se produce este desequilibrio en los niveles de la presión arterial en la infancia, así como los síntomas y los remedios más eficaces.

    La hipertensión puede estar provocada por diversas causas, si bien la más común es el estilo de vida y alimentación. Así, por ejemplo, seguir una dieta rica en sal es un factor de riesgo, tan perjudicial para la salud, y la tensión arterial en concreto, como la falta de ejercicio físico regular. En cuanto a la sal, es muy importante vigilar su consumo, teniendo en cuenta que además de la sal que utilizamos para aderezar los platos, hay alimentos que también la incluyen en su composición (sal oculta). Alimentos que también consumen los niños, como embutidos, aperitivos salados o en conserva. No es sorprendente, por tanto, que la hipertensión sea un problema más común en los niños con sobrepeso u obesidad, trastornos que también tienen una clara relación con el tipo de alimentación.

    Otras causas que pueden provocar hipertensión son enfermedad renal, alteraciones del corazón o del sistema nervioso o endocrino. En caso de síntomas de presión arterial alta en los niños, se debe consultar al médico para tener un diagnóstico certero.

    La hipertensión tanto en niños como en adultos puede causar diversos síntomas, como dolor de cabeza, mareos, dificultades para respirar, visión borrosa, fatiga y agotamiento.

    No obstante, estos síntomas también comunes a otras enfermedades, por lo que es necesario medir la presión para saber con certeza si éste es el problema. El médico también puede considerar necesario realizar otros exámenes para evaluar cualquier otra enfermedad, como el análisis de orina y sangre.

    En la mayoría de los casos, el problema de la hipertensión se resuelve modificando la dieta y el estilo de vida. El primer consejo es limitar el consumo de sal (utilizando mejor especias para sazonar) y los alimentos grasos. Tratar la hipertensión es crucial porque de lo contrario puede empeorar con los años y conducir, a largo plazo, en una mala salud del corazón.

    En los casos en los que la dieta por sí sola no puede resolver el problema, el pediatra puede evaluar la prescripción de medicamentos específicos. El pediatra también puede sugerir realizar actividad física de manera moderada. Por último, es aconsejable la pérdida de peso en el caso de los niños obesos para ayudar a disminuir la presión arterial, así como garantizar otros efectos beneficiosos para la salud.

    También te puede interesar: Obesidad infantil: Riesgo de hipertensión precoz y Obesidad infantil: 4 raciones de pescado a la semana para combatirla.

    710

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáConsejos BebésTensión alta Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares