Producción leche materna: Síntomas, dolor y qué hacer si se retrasa

Producción leche materna: Síntomas, dolor y qué hacer si se retrasa

Dar de mamar al bebé, especialmente en el caso de las madres primerizas, también genera dudas, por ejemplo, sobre qué hacer si se retrasa la producción. Vamos a despejar algunas dudas.

por en Alimentación Bebés, Lactancia y destete, Mamá, Consejos Bebés
Ultimo aggiornamento:

    La primera afluencia de leche producida por las glándulas mamarias se produce en la mayoría de los casos dentro de los primeros siete días después del nacimiento del bebé. En esta fase, el calostro se convierte gradualmente en la leche madura, más rica en los nutrientes esenciales para asegurar el correcto crecimiento y desarrollo del bebé. De hecho, la leche materna está considerada como la mejor vacuna para el recién nacido, siendo recomendable prolongar la lactancia, al menos, durante los primeros seis meses de vida.

    Los síntomas que anuncian la llegada de la leche son muy evidente. La piel aparece hinchada, tensa y más caliente; las venas se definen perfectamente bajo la piel y el síntoma más evidente es que con una simple presión sobre el pezón la leche se puede escapar sin dificultad. Además del aumento sustancial en el volumen de la mama, a menudo viene acompañado por una sensación de calor, incluso de cierta incomodidad.

    Hay un síntoma al que hay que prestar atención, y es el dolor de pecho. Es normal que al agarrarse el bebé al pezón, durante unos segundos la madre note un ligero dolor. Si el dolor persiste, incluso cambiando de posición al bebé, no hay que subestimarlo y consultar al médico. Los pezones agrietados o irritados pueden causar dolor al dar de mamar. Si el dolor llega acompañado de otros síntomas como escalofríos, fiebre y vetas rojas en el pecho, puede tratarse de mastitis, una infección de las conductos por los que circula la leche.

    Las madres a menudo se preocupan por si la leche se retrasa y no pueden amamantar a su bebé. Algunas madres producen leche poco después de dar a luz, otras necesitan unos días más. En resumen, hay pechos más perezosos y otros más estimulados.

    ¿Cómo favorecer la producción de leche? Es aconsejable acercar al bebé al pecho durante las primeras horas de vida. De hecho, en el lapso de tiempo entre el nacimiento y la propia producción de leche, las glándulas mamarias secretan un líquido espeso y amarillento llamado calostro, de composición más pobre que la leche madura, pero adecuado para alimentar al bebé en los primeros días después de nacer. Para estimular la producción de leche también se puede utilizar sacaleches manual o eléctrico, que ayudará a la nueva madre a vaciar el pecho.

    Durante la lactancia, entre otros consejos, hay que cuidar la hidratación, aumentando la ingesta de agua. Conviene dar de mamara de un seno diferente en cada comida, así como usar ropa interior de algodón y protectores de lactancia. También puede ser útil aplicar una gasa de algodón empapado en aceite de almendras y masajear los pezones con movimientos circulares. Para evitar el dolor en los pezones y una posible congestión mamaria, es esencial amamantar en la posición correcta para que su hijo tome con la boca no sólo el pezón sino toda la areola.

    Las compresas calientes y el masaje con aceite de lavanda son remedios naturales que pueden ayudar a aliviar los síntomas más molestos. Las compresas frías se recomiendan para inmediatamente después de dar de mamar.

    También te puede interesar: Lactancia materna: verdades y mitos y descubre cómo prevenir las grietas y en el dolor en el pecho durante la lactancia.

    688

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Alimentación BebésLactancia y desteteMamáConsejos Bebés Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares