Navidad 2016

Psoriasis: Trastornos asociados en niños y adultos

Psoriasis: Trastornos asociados en niños y adultos

Psoriasis: Trastornos asociados en niños y adultos. La psoriasis, una patología inflamatoria cutánea, puede hacernos más vulnerables a padecer otros problemas de salud, entre ellos de sobrepeso u obesidad. Un riesgo que no solo se presenta entre los adultos, también entre los niños y adolescentes.

por en Enfermedades bebes y niños, Enfermedades frecuentes, Mamá, Piel, Prevención, Salud de Mujer, Consejos Salud, Problemas Piel
Última actualización:
    Psoriasis: Trastornos asociados en niños y adultos

    Psoriasis: Trastornos asociados en niños y adultos. Enfermedades cardiovasculares, diabetes u obesidad son algunos de los riesgos a los que, los pacientes diagnosticados de psoriasis, son más vulnerables. En el caso de los más jóvenes, niños y adolescentes, esta patología crónica les expone a un mayor riesgo de padecer problemas de sobrepeso u obesidad. La psoriasis, cuya incidencia ronda el 3% de la población, es una enfermedad inflamatoria cutánea, caracterizada por lesiones de color rojo desvaído, cubiertas por escamas que se desprenden.


    La psoriasis también puede conllevar otros trastornos asociados para la salud de quien la padece. Aunque es una enfermedad que suele manifestarse en la edad adulta, hay un porcentaje importante (entre el 20 y el 30% aproximadamente) de casos en niños y adolescentes, según constató un reciente estudio publicado en Archives of Dermatology y realizado por investigadores estadounidenses. La psoriasis es, como hemos señalado, una patología crónica que afecta a la piel y que se manifiesta en diferentes zonas del cuerpo (codos, cuero cabelludo, cuello o tronco, especialmente) en forma de manchas de tonalidad rojiza o descamaciones.

    Entre los trastornos asociados, en el caso de los adultos, la psoriasis está relacionada con un mayor riesgo de padecer problemas cardiovasculares (infarto de miocardio, accidentes cerebrovasculares), diabetes o problemas de peso. ¿Y en el caso de los más pacientes más jóvenes? Padecer psoriasis también les expone a otros trastornos de salud, en su caso, problemas de obesidad. Constatación de un mayor riesgo avalado por un reciente estudio de investigación de la Universidad de Northwetern (Chicago, Estados Unidos), con la participación de más de 600 niños de nueve países de Europa, América y Asia, con edades comprendidas entre los 5 y los 17 años. Además, no podemos olvidar la preocupación cada vez mayor de médicos y especialistas por el incremento de la incidencia del sobrepeso y obesidad infantil.


    En este caso concreto, la respuesta a cómo influye la psoriasis en el mayor o menor riesgo de padecer obesidad infantil está en el exceso de adiposidad corporal (Índice de Masa Corporal, IMC) y en la circunferencia de la cintura. También se ha establecido una relación entre el índice cintura/altura, también mayor en el caso de los niños diagnosticados de psoriasis. Esto se traduce, por tanto, en que, independientemente de la severidad de la psoriasis (leve cuando la patología afecta a menos del 3 por ciento del cuerpo; severa cuando afecta a más del diez por ciento), el peso es uno de los trastornos asociados que se pueden presentar tanto en adultos como en niños con psoriasis, un aspecto que hasta ahora se había tenido menos en cuenta, pero que adquiere una mayor relevancia con los estudios de investigación más recientes.


    Actualmente, el peso ya es un factor de riesgo de la psoriasis, en concreto, la obesidad abdominal (acumulación de grasa abdominal) está asociada a psoriasis más severas. Esto es debido a que la grasa libera citoquinas proinflamatorias, las cuales pueden empeorar los síntomas de la enfermedad. Por otra parte, convivir con la psoriasis no siempre es fácil, por lo que algunos pacientes pueden desarrollar episodios de ansiedad, estrés o depresión. Episodios a los que se suele responder comiendo más. Por eso es importante seguir un tratamiento y un control de la enfermedad, para mitigar tanto los síntomas como evitar trastornos asociados como la ansiedad.

    Los hábitos saludables (una alimentación sana y equilibrada, y la práctica de ejercicio físico) son las dos premisas básicas para controlar el peso y, en el caso de la psoriasis, para que mantenga un curso evolutivo favorable.

    770

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosEnfermedades frecuentesMamáPielPrevenciónSalud de MujerConsejos SaludProblemas Piel

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares