Navidad 2016

Puré digestivo de judías verdes: con vitaminas y minerales

Puré digestivo de judías verdes: con vitaminas y minerales

Hoy te enseñamos una receta de puré de judías verdes, que ayuda a la digestión de tu bebé, además de aportar muchas vitaminas y minerales a su alimentación.

por en Mamá, Recetas bebés y niños
Última actualización:
    Puré digestivo de judías verdes: con vitaminas y minerales

    Aunque las judías verdes pertenecen a la familia de las leguminosas, cuando se recolectan tiernas se consideran verduras, por lo que están indicadas para el consumo temprano de los bebés. A partir de los 6 meses, cuando se está comenzando a introducir alimentos a los bebés, se puede comenzar a darles este tipo de verdura, como las habas, los guisantes y las judías verdes.

    Las judías verdes son una verdura de bajo aporte calórico. Sólo tienen 30 calorías cada 100 gramos. Contienen fibra natural, pero no demasiada, por lo que ayudan el tránsito intestinal y son muy digestivas. Son una fuente importante de vitaminas, como la vitamina C, folatos, vitaminas B2 y Be y provitamina A (betacaroteno). También contienen minerales como el potasio y calcio, y en menor cantidad, yodo, fósforo, hierro y magnesio.

    Previenen el estreñimiento y contiene nutrientes antioxidantes, que ayudan a bloquear radicales libres, ayudando a prevenir enfermedades como el cáncer o enfermedades cardiovasculares.

    Por su sabor único es recomendable que comiences a dar judías verdes a tu bebé una vez que coma de forma habitual y con agrado otras verduras como el calabacín, la patata y la calabaza. Recuerda que debes introducir los alimentos a tu bebé, poco a poco y uno por uno para la posible detección de alergias.

    Las judías verdes se pueden combinar con patata, calabacín y carnes o pescados adecuados a la edad del bebé.

    Hoy te presentamos una receta para bebés a partir de los 6 meses de edad.

    • Un puñado de judías verdes
    • Una patata pequeña
    • Un pedazo de puerro (la parte blanca)
    1. Pela la patata y el trozo de puerro si tiene alguna capa dura. Hierve en agua sin sal durante 5 minutos. Recuerda que la comida de bebé no necesita sales adicionales.
    2. Transcurrido este tiempo, echa las judías verdes y deja hervir durante 15 minutos más.
    3. Bate todas las verduras con el mismo agua en que hirvió. Puedes sacar primero un poco de agua para ir añadiéndola después poco a poco y obtener la textura deseada. Es bueno que una vez batido uses el pasapurés para que no queden hebras de las judías verdes.

    Consejo: las judías verdes deben estar tiernas. Puedes usar judías verdes congeladas, pero siempre tendrán una mayor concentración de nutrientes si son frescas y orgánicas.

    Tip: Cuando tu bebé tenga edad de comer carne, puedes añadir a la receta 30 g de carne picada de pechuga de pavo, ternera o la carne que más le guste y sea adecuada para su edad.

    También te puede interesar Potito nutritivo para tu bebé: aguacate y plátano y 8 consejos para preparar y transportar papillas si viajas con tu bebé

    563

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáRecetas bebés y niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares