Navidad 2016

¿Qué comer antes de dar a luz?

¿Qué comer antes de dar a luz?

¿Podemos tomar alimentos sólidos en las horas previas al parto?, ¿qué alimentos son los más recomendables? Son algunas de las dudas más comunes de las futuras madres primerizas.

    ¿Qué comer antes de dar a luz?

    ¿Qué comer antes del parto? No es una pregunta en absoluto banal, y de hecho ha sido objeto de diversos estudios sobre la idoneidad de comer antes de dar a luz. Durante las últimas décadas se ha mantenido la recomendación de no tomar alimentos sólidos durante el periodo de dilatación por si fuera necesaria acometer una cirugía de urgencia con anestesia general (si bien hay que señalar que la cesárea, en la mayoría de los casos, se realiza con anestesia epidural). Vamos a ver, a continuación, cuáles son los consejos de los expertos en ginecología y obstetricia sobre la alimentación más adecuada en las horas previas al parto.

    La preparación al parto durante los meses anteriores también implica cuidar la alimentación, siguiendo una dieta sana y equilibrada y no saltándose ninguna comida. De esta manera, nuestro cuerpo se irá preparando para afrontar con energía suficiente el trabajo del parto.

    Si las contracciones empiezan en casa, pero todavía son muy espaciadas, puedes tomar pequeñas porciones de comida para mantener la energía. Eso sí, evita los alimentos pesados o grasos. Es mejor optar por frutas, verduras, consomé, arroz, pan, cereales, frutos secos (nueces, almendras). Conviene tomar abundantes líquidos, agua, zumos, infusiones.

    En el momento en el que las contracciones ya sean rítmicas e indican que la mujer está de parto, antes de salir al hospital y siempre que tengamos apetito (nunca hay que forzarse a comer en estas situaciones porque aumentarían las náuseas), podemos tomar una taza de té, unas galletas o una taza de leche con miel, alimentos que nos reportarán energía. Lo que comamos debe ser fácilmente digerible. Una vez en el hospital, la recomendación es tomar solo alimentos líquidos (agua, bebidas isotónicas), porque la sensación de sed suele ser mayor durante la dilatación y el parto.

    Cuando se trata de un parto o cesárea programada, la recomendación médica es no tomar nada al menos 8 horas antes.

    También te puede interesar: ¿Cómo saber cuándo estás de parto?: las señales inconfundibles y cómo cuidar la dieta en el embarazo: ejemplo de menú día a día.

    462

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Alimentación EmbarazoMamáParto y pospartoconsejos mamás

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares