Navidad 2016

Recetas para niños: Ositos de gominola caseros

Recetas para niños: Ositos de gominola caseros

Convierte la adicción por las chucherías de tu hijo en un picoteo de lo más saludable con estas gominolas hechas de frutas y verduras.

por en Actividades para niños, Mamá
    Recetas para niños: Ositos de gominola caseros

    Los alegres colores y el sabor dulce de las golosinas atraen a los niños como ninguna otra cosa, pero está claro que consumirlas muy a menudo no es para nada saludable. Además, hay algunos niños que sufren dolores de estómago porque su organismo no es capaz de digerir correctamente todos sus componentes. Por ello, te mostramos una divertida receta para niños: ositos de gominola caseros, elaborados enteramente con productos naturales.

    • Jugo de fruta o verdura
    • Gelatina sin sabor
    • Miel
    • Extracto de vainilla

    Mide una taza y media de jugo de fruta o verdura, la cual te explicamos más adelante qué alimentos debe llevar para conseguir los distintos colores que tanto gustan a los niños; y viértela en una cacerola. Espolvorea por encima 4 cucharadas de la gelatina sin sabor y déjala reposar hasta que compruebes que la superficie comienza a verse arrugada. A continuación, remueve bien para mezclarlo todo y coloca la cacerola a fuego medio para que se caliente, sin llegar a hervir.
    Poco a poco verás como la gelatina se va disolviendo hasta pasar a un estado totalmente líquido. Para saber si está listo, introduce una cuchara y comprueba que no lleve grumitos. Cuando llegues a este punto, habrá llegado el momento de agregar entre 2 y 4 cucharadas de miel, según el dulzor que quieras darle; y añade también media cucharadita de extracto de vainilla para darle un toque que les encantará a los niños.
    Por último, introduce la mezcla en moldes de silicona de formas divertidas y enfríalo en el frigorífico unas tres horas. ¡Y listo! Ya sólo tendrás que desmoldar y comenzar a disfrutar. No olvides de guardarlos en un recipiente hermético en el frigorífico para que se conserve durante más tiempo.

    Lo que más gusta a los niños, además de las divertidas formas, son los colores tan llamativos.

    Estas tonalidades se obtienen dependiendo del jugo que utilices.
    Morado: Moras, arándanos, remolacha, manzana roja.
    Rojo: Fresas, zanahorias, remolachas y jugo de limón.
    Naranja: Zanahorias, naranjas, jengibre y jugo de mango.
    Amarillo: Pimentón amarillo, pera amarilla, manzana amarilla, remolacha amarilla y jugo de limón.
    Verde: Kiwi, pepino, col, manzana verde y lima.
    Te animamos a que los pruebes todos para que tengas una gran variedad. ¡A tu pequeño le encantará!

    ¿Qué te ha parecido esta receta? Te recomendamos que eches un vistazo a las recetas más divertidas para hacer con niños, como, por ejemplo, la del mug cake. También queremos que se alimenten de forma correcta, por lo que no puedes perderte las meriendas más sanas y divertidas para los niños.

    569

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Actividades para niñosMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares