Recién nacido nervioso: causas y cómo calmarlo

Recién nacido nervioso: causas y cómo calmarlo

El llanto es la manera del bebé de comunicar cómo se siente, y eso incluye cuando está nervioso. ¿Qué hacer para calmarlo?

por en Mamá, Recién Nacido, Consejos Bebés
Ultimo aggiornamento:

    ¿Cómo saber cuándo el bebé está nervioso? y, sobre todo, cómo calmarlo. Son, sin duda, las preguntas que se hacen todos los padres, en especial los padres primerizos, al oír el llanto del bebé, su manera de comunicar que algo no va bien. De hecho, en los primeros meses de vida, cuando el bebé llora es su respuesta a ciertos estímulos, desde un posible dolor abdominal, al hambre e, incluso, cuando se siente un poco incómodo. Pero, ¿cuáles son las causas del nerviosismo en el recién nacido? Y, ¿qué hacer para ayudar a nuestro hijo?

    El nerviosismo en el recién nacido puede ser debido a varias causas, incluso puede sentirse nervioso sin que haya una causa específica. No obstante, las causas de nerviosismo más comunes son dolor causado por la digestión (si el bebé ha comido demasiado rápido o hizo una comida excesiva), los cólicos de gases (sobre todo entre las semanas 2 y 12 de vida), molestias provocadas por el pañal mojado, los factores climáticos (como caliente y frío), una posición incómoda durante el sueño o colocarle las mantas demasiado apretadas, el exceso de ruido, luz o actividades en torno al niño, así como otros síntomas de trastornos de salud (como la fiebre, dolor de garganta, resfriados, etc.). El niño también llorar cuando se pone nervioso porque es la hora de comer (los bebes comen de noche y de día, cada 2-3 horas)o, simplemente, cuando quieren sentirse el abrazo, el olor o latido del corazón de mamá.

    Lógicamente, depende de la causa. Si el niño tiene hambre, será sencillo porque es la hora de amamantarlo o de darle el biberón. Obviamente, no siempre es fácil de entender las causas de nerviosismo.

    En cualquier caso, para consolar al bebé es necesario que también los padres están tranquilos y frescos. Hay que evitar, por lo tanto, mostrarse demasiado estresado y tratar de mantener el control, a fin de tomar las decisiones más adecuadas.

    También contamos con algunos remedios naturales, como la manzanilla (también útil contra los cólicos), que tiene un efecto calmante sobre el niño y no tiene efectos secundarios. Es suficiente con dar al bebé una pequeña dosis. Si, finalmente, el nerviosismo persiste sin una causa explicable, es mejor consultar a su pediatra. Hay que prestar especial atención si el nerviosismo se manifiesta durante la alimentación o después, por la noche o durante el día e informar al médico de todos los síntomas.

    También te puede interesar: Recién nacido: cómo saber si crece bien y Tos en el recién nacido: síntomas, causas y tratamiento.

    587

    ESCRITO POR PUBLICADO EN MamáRecién NacidoConsejos Bebés Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares