Navidad 2016

Remedios naturales para aliviar las dolencias infantiles más comunes

Remedios naturales para aliviar las dolencias infantiles más comunes

Remedios naturales para aliviar las dolencias infantiles más comunes. Soluciones para calmar el dolor de barriga, la tos, la fiebre o el dolor de garganta, entre otros.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés, salud niños
Última actualización:

    remedios dolencias niños

    Para calmar dolencias infantiles tan comunes como el dolor de barriga, la tos, la fiebre e, incluso, los problemas de sueño, podemos aprovechar los beneficios que reportan los remedios naturales.


    ¿Cuáles son los remedios naturales que conviene tener a mano en el botiquín infantil? Algunas dolencias tan comunes en los niños, como la fiebre, la tos, el dolor de barriga, el dolor de garganta, los gases o determinadas infecciones respiratorias pueden ser aliviadas de manera efectiva con la ayuda de los remedios naturales. Eso sí, siempre que los síntomas sean leves.


    La manzanilla es el remedio natural por excelencia cuando aparece un dolor de barriga. Además de ser un bálsamo digestivo, calma el dolor, elimina los gases y actúa como un relajante muscular. Y no es el único beneficio que puede reportar la manzanilla. Así, combinada con zumo de limón antes de las comidas ayuda a estimular el apetito de los niños. La dosis recomendada entre 4-8 cabezuelas de manzanilla por taza.


    El tomillo, por su efecto antiinflamatorio y expectorante, calma la tos y ayuda a expulsar la mucosidad del pecho. La dosis: una cucharadita de tomillo por taza de agua.


    Para aliviar la tensión nerviosa o la inquietud (por ejemplo ante un examen o un evento importante), podemos recurrir a las flores del naranjo tomadas en infusión. Tomada después de la cena ayuda a dormir mejor. La dosis adecuada: entre 3-6 flores por taza de agua. Se puede endulzar con miel.


    El dolor de garganta, especialmente en los meses de frío, es una de las dolencias más frecuentes en los niños.

    Para aliviar el dolor, la malva. Tomada en infusión suaviza la garganta irritada y reduce la mucosidad. La dosis recomendada: una cucharadita de malva por taza de agua.


    El resfriado es una de las enfermedades respiratorias en niños más comunes. De hecho, pueden cogerse varios resfriados al año. Para reforzar sus defensas, calmar la tos y ayudar a expulsar la mucosidad lo más recomendable es un jarabe preparado a base de hierbas para niños, como la miel y el pino silvestre. Tiene efecto expectorante, antifebril y mucolítico. La dosis recomendada: 2-4 cucharaditas al día. Se pueden mezclar con yogur o zumo de naranja. Los preparados a base de própolis también ayudan a prevenir el contagio de los resfriados y gripes. Conviene tomarlos en cuanto aparecen los primeros síntomas.


    La tila, tomada en infusión, ayuda a bajar la fiebre de la gripe, resfriados y otitis. La dosis: una cucharadita de tila por taza de agua.


    Si el niño tiene problemas de sueño, está más inquieto de lo normal, apuesta por las flores de lavanda, con efecto relajante, para añadir al agua del baño (un puñado de flores de lavanda en la bañera) o colocándolas en saquitos de tela debajo de la almohada.

    843

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáConsejos Bebéssalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares