Navidad 2016

Remedios naturales para relajar a los niños inquietos

Remedios naturales para relajar a los niños inquietos

Remedios naturales para relajar a los niños inquietos. Unos sencillos consejos dietéticos que ayudarán a que esté más relajado, más concentrado e, incluso, que pueda dormir por la noche del tirón.

por en Consejos prácticos para mamás, Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés, salud niños
Última actualización:
    Remedios naturales para relajar a los niños inquietos

    Con unos sencillos consejos dietéticos ayudarás a que el niño se sienta más relajado, tranquilo e, incluso, atento. Remedios naturales para relajar a los niños inquietos y también para ayudarles a conciliar mejor el sueño. Tomamos nota.


    ¿Se desconcentra con facilidad?, ¿no presta atención a las cosas o está más nervioso e irritable? La inquietud, incluso el estrés, no es solo cosa de adultos. Los más pequeños también pueden tener momentos de más estrés, por ejemplo, por los exámenes o por una competición deportiva. En otros casos, simplemente, el niño es más inquieto y más movido, con lo que una ayuda extra en la dieta también le será de gran ayuda.


    Toma nota de estos remedios naturales que además servirán para enriquecer la dieta de los niños de la casa:

    • Batido de plátano: El plátano es un relajante natural. El plátano es una fuente extraordinaria de triptófano, compuesto que activa la hormona de la relajación, así como de magnesio, un mineral tan esencial como el calcio en la infancia y cuyo déficit provoca nerviosismo. La mejor forma de incluir el plátano en la dieta de los niños es combinándolo con yogur o en forma de batido con leche. Para enriquecer la mezcla se puede añadir una cucharadita de germen de trigo, rico en vitamina B1 y B6. La carencia de esta vitamina puede provocar falta de concentración y cambios bruscos de humor.
    • Semillas de lino: Una cucharadita de semillas de lino aporta la cantidad diaria recomendada de ácidos Omega 3.

      Estas grasas encuentran también en el pescado –no olvidar que el pescado es esencial en la dieta infantil-, así como en las nueces. Evita el nerviosismo y ayuda a la concentración.

    • Extracto de avena: Ideal cuando el niño está tenso, intranquilo o cansado. Se puede tomar en extracto líquido (liquido de avena en glicerina vegetal).
    • Trigo sarraceno: En concreto, se recomienda utilizar harina de trigo sarraceno para la elaboración de dulces (bizcochos, galletas…) y recetas de rebozados. El trigo sarraceno es rico en calcio y fósforo, esencial para el funcionamiento del cerebro. Además, es rico en triptófano y vitamina B, especialmente indicados para los niños con problemas de estrés o para conciliar el sueño.


    Si tiene problemas para conciliar el sueño prueba con estos remedios para antes de dormir:

    • Un vaso de leche caliente: Las gachas de avena también ayudan a los niños a quedarse dormidos. Puedes endulzarlas con una cucharadita de miel.
    • Si se despierta con facilidad por la noche prueba a adelantar la hora de la cena e incluye en el menú alimentos que favorecen la relajación, como pasta, arroz, patatas hervidas o al horno, calabaza, berenjena. Las frutas cítricas, las salsas y las grasas pueden perturbar el sueño.
    • Si tiene pesadillas, lo mejor es incluir en la dieta alimentos ricos en vitaminas del complejo B, como cereales integrales, frutos secos, huevo, pescado azul, semillas y legumbres.

    También te puede interesar: Cómo combatir las rabietas infantiles.

    748

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Consejos prácticos para mamásEnfermedades bebes y niñosMamáConsejos Bebéssalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares