Rodillas valgas en niños: síntomas, remedios y ejercicios

Rodillas valgas en niños: síntomas, remedios y ejercicios

El término rodillas valgas hace referencia a la posición en la que se tocan las rodillas y los tobillos quedan separados. ¿Qué hacer cuándo se produce?

por en Desarrollo y crecimiento del bebé, Enfermedades bebes y niños, Mamá, Consejos Bebés
Ultimo aggiornamento:

    El término médico que define a las rodillas valgas es genus valgo, la cual se delata por una postura muy concreta: rodillas juntas y tobillos separados. Suele aparecer entre los 3 y los 5 años y puede ir acompañada de pie plano. En los casos más leves se trata de un trastorno asintomático, pero no es un problema que haya que subestimar, ya que además de estético, este defecto sino se corrige puede impedir que el niño ande correctamente. Vamos a ver, a continuación, algunas de las cuestiones esenciales sobre las rodillas valgas en niños.

    Aunque no se conocen todas las causas que pueden estar detrás de las rodillas valgas, los expertos sí apunta hacia la obesidad y el sobrepeso como un factor de riesgo de este problema. Si no se trata adecuadamente, el problema puede conllevar otros problemas asociados, como trastornos óseos. Para ello, es necesario un diagnóstico y un tratamiento adecuado lo más pronto posible. Por lo general, es el pediatra quien propone a los padres para hacer un control ortopédico alrededor de los 2-3 años, sólo para confirmar o descartar un problema de rodillas valgas. En pruebas posteriores también se supervisa la situación en relación con el crecimiento del niño y, si es necesario, se realizarán radiografías de las rodillas y los tobillos para comprobar si hay defectos en los huesos.

    Pero, ¿cuáles son los síntomas en estos casos?

    Las rodillas valgas, también denominadas de manera coloquial tener las piernas en forma de X, es el resultado de que el fémur y la tibia no estén perfectamente alineadas, sino que forman un ángulo obtuso abierto lateralmente. La deformación puede ser completamente asintomática, pero en casos graves también aparecerá dolor e hinchazón (especialmente cuando se camina un rato largo).

    ¿Qué hacer en caso de que el niño tenga este problema? De entrada, proporcionar una atención específica. El ejercicio adecuado es una medida preventiva que ayuda a las piernas a encontrar el equilibrio adecuado. Pueden ser particularmente útiles los ejercicios de fisioterapia, debiendo confiar en estos casos en los especialistas para un correcto desarrollo del cuerpo.

    En los casos más severos, el médico puede prescribir el uso de aparatos ortopédicos específicos para corregir la postura. En casos aún más graves es posible que el niño necesite una cirugía correctiva.

    También te puede interesar: Etapas de crecimiento en los niños y Pies planos en niños: Tratamiento para corregirlo.

    561

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Desarrollo y crecimiento del bebéEnfermedades bebes y niñosMamáConsejos Bebés Última actualización: Jueves 02/06/2016 07:17
     
     
     
     
     
     
     
    Más populares