Navidad 2016

Running durante el embarazo: Claves para que no te perjudique

Running durante el embarazo: Claves para que no te perjudique

Hacer ejercicio durante el embarazo es fundamental, pero siempre llevando precauciones. Descubre las claves para hacer running sin problemas.

por en Embarazo, Mamá
Última actualización:
    Running durante el embarazo: Claves para que no te perjudique

    Hacer ejercicio es esencial durante el embarazo, tanto para no coger kilos de más como para fortalecer nuestro cuerpo y afrontar el momento del parto. Es por esto por lo que en la mayoría de ocasiones el ginecólogo o la matrona van a recomendarnos tener cierta actividad física, como puede ser natación o yoga para embarazadas. Obviamente, cada embarazo es un mundo, por lo que podemos encontrar a mujeres que deban guardar reposo y otras que hagan vida normal, dentro de lo que cabe. Si perteneces al último grupo, esto te interesa. Te contamos las claves para hacer running durante el embarazo sin que te perjudique.

    El primer trimestre es el más delicado de todo el embarazo. Ya no sólo te sentirás con pocas fuerzas y experimentar náuseas y dolores, sino que además el riesgo de abortar es mucho mayor. Lo mejor en esta primera etapa es que lleves un riguroso control médico y procures dejar un poco de lado el running hasta que el feto se desarrolle un poco más. ¡No corras riesgos innecesarios!

    Durante el tiempo que estés de descanso puedes ir buscando prendas adecuadas para salir a correr. Lo más importante, sin duda, es que te asegures de no sufrir resbalones ni torceduras haciéndote con un buen calzado deportivo que se ajuste a tu pie. Además, también debes buscar prendas específicas para deporte, pero de una talla apropiada para que tu nueva barriga no vaya demasiado apretada y que el movimiento de tus curvas no te lastime.

    Cuando por fin el doctor te diga que puedes salir a correr te vas a llenar de alegría, pero no debes dejarte llevar por el entusiasmo. Está claro que no vas a poder llegar hasta el límite de la extenuación como cuando no estabas embarazada, así que lo mejor es que simplemente adoptes un ritmo de mantenimiento y con poco trote. Por supuesto, la duración también debe ser mucho inferior, aunque esto lo irás ajustando según observes cómo responde tu cuerpo.

    Como ya sabrás, durante el embarazo las mujeres perdemos facultades en cuanto al equilibrio y podemos llegar a caernos.

    Procura salir siempre con un acompañante que pueda socorrerte en caso de que sientas cualquier malestar. Además, ir acompañada siempre es mucho más divertido.

    Las mejores horas para salir a correr son las primeras de la mañana y las últimas de la tarde. Este detalle tiene una gran importancia, y es que correr bajo el sol va a hacer que nuestro cuerpo se acalore y el feto sufra sus efectos, pudiendo generarse una complicación grave en apenas unos minutos.

    Controlar la alimentación y la hidratación es fundamental, especialmente en lo referido a la glucosa. Hacer running va a obligarnos a llevar un estricto control de los niveles de glucosa, y es que una falta de azúcar no sólo provoca mareos y nauseas, sino también impedir que el feto se alimente correctamente. Por ello, te animamos a que adoptes una dieta adecuada y que bebas mucha agua durante todo el día. ¡Todo irá estupendamente!

    734

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamá

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares