Navidad 2016

Salud cardiovascular: Aumentan los riesgos en niños y jóvenes

Salud cardiovascular: Aumentan los riesgos en niños y jóvenes

Salud cardiovascular: Aumentan los riesgos en niños y jóvenes. La alimentación desequilibrada y los hábitos de vida poco saludables son la principal causa de unos trastornos que, hasta ahora, eran más propios de la edad adulta, pero como alertan médicos y expertos son cada vez más comunes entre los jóvenes y los niños. La obesidad infantil, el consumo de tabaco, la falta de ejercicio físico conllevan más riesgos de desarrollar en edades tempranas hipertensión colesterol o diabetes.

    Salud cardiovascular: Aumentan los riesgos en niños y jóvenes

    Salud cardiovascular: Aumentan los riesgos en niños y jóvenes. ¿El motivo? Los hábitos de alimentación y de estilo de vida poco saludables. Aunque hasta ahora, los trastornos cardiovasculares eran más propios de la edad adulta, los médicos y expertos en cardiología lanzan un mensaje de alerta sobre la aparición de problemas como la hipertensión o los altos niveles de colesterol en pacientes cada vez más jóvenes, incluso menores de 25 años. A esto hay que sumarle que otros problemas como la obesidad siguen aumentando en la edad infantil.


    Hasta ahora parecía casi impensable diagnosticar hipertensión o colesterol en jóvenes, sin embargo, los médicos alertan de que los estilos de vida y la alimentación desequilibrada están variando, y de manera preocupante, el mapa de los problemas de salud por edades. Así, señalan que si no se adoptan medidas preventivas y de inculcación de hábitos saludables, los síntomas de las enfermedades cardiovasculares comenzarán a aparecer mucho antes, incluso diez años antes de lo previsto, en torno a los 40-45 años. De hecho, la hipertensión, el colesterol o la diabetes son cada vez más comunes entre jóvenes menores de 25 años.


    Según datos de la Sociedad Española de Gastroenterología y Nutrición Pediátrica, los trastornos cardiovasculares se han multiplicado hasta por diez en los últimos años, siendo el problema de la obesidad infantil uno de los más preocupantes. La mejor prevención, subrayan, y la mejor garantía para la salud cardiovascular de los jóvenes y niños es la alimentación y los hábitos de vida saludables, lo que incluye evitar el sedentarismo y fomentar la práctica del ejercicio físico desde edades tempranas (es aconsejable, además, reducir el tiempo que los niños pasan delante del televisor o del ordenador). De hecho, según datos recientes, se calcula que el 20% de los niños españoles padece obesidad, puerta de entrada para los problemas cardiovasculares y para que, en la edad adulta, desarrollen trastornos como la hipertensión, los problemas articulares o la diabetes.

    En el capítulo de alimentación, los médicos subrayan que los problemas no solo derivan por una dieta pobre, sino también por comer en exceso. En el caso de los más jóvenes, los médicos también inciden en el consumo de tabaco y el inicio en este hábito poco saludable para nuestro organismo. Así, desde la Sociedad Española de Cardiología se ha puesto el acento en la importancia de dejar el tabaco, ya que se ha convertido en uno de los factores desencadenantes de los episodios de problemas de corazón entre los jóvenes, ya que siete de cada diez diagnosticados son fumadores. Un hábito al que muchos suman un problema de obesidad o de sobrepeso.

    619

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares