Navidad 2016

Salud ocular: La mitad de los niños tiene problemas de visión sin diagnosticar

Salud ocular: La mitad de los niños tiene problemas de visión sin diagnosticar

Salud ocular: La mitad de los niños tiene problemas de visión sin diagnosticar, lo que puede redundar en falta de atención, concentración, bajo rendimiento escolar, sin olvidar que, la falta de un diagnóstico completo, puede agravar los defectos de visión. Es necesario algo más que una revisión rutinaria para conseguir un diagnóstico completo, el cual debe ser realizado solo por oftalmólogos.

por en Enfermedades bebes y niños, Enfermedades frecuentes, Mamá, Noticias Médicas, Prevención, Salud de Mujer, Ojos, salud niños
Última actualización:
    Salud ocular: La mitad de los niños tiene problemas de visión sin diagnosticar

    Salud ocular: La mitad de los niños tiene problemas de visión sin diagnosticar. ¿Sabías que la hipermetropía puede dar un falso diagnóstico en las revisiones rutinarias o que algunos síntomas como el dolor de cabeza relacionado con un menor rendimiento escolar tardan en desvelar que se trata de un problema ocular? Son algunos de los ejemplos expuestos por los especialistas en Oftalmología para explicar por qué, según los datos médicos, la mitad de los niños tiene problemas de visión sin diagnosticar. De ahí la importancia de las revisiones periódicas, pruebas para el diagnóstico que deben ser realizadas solo por oftalmólogos.


    Prevenir es invertir en salud y, en este caso, en la salud de los ojos de los más pequeños. Una graduación correcta y, en caso de detectarse algún problema o defecto visual, un tratamiento adecuado son la mejor manera de reducir el dato que han aportado los especialistas y expertos en Oftalmología, y es que la mitad de los niños tiene problemas de visión sin diagnosticar, lo que puede redundar, entre otros efectos, en una disminución de la falta de atención, concentración y rendimiento escolar. Se estima que tres de cada diez niños presentan síntomas, como dolor de cabeza o falta de concentración, relacionados directamente con un problema de visión sin diagnosticar.

    En el caso de los niños, además de los síntomas físicos, hay otra serie de detalles que nos pueden alertar de un posible problema en los ojos. Por ejemplo, la tendencia a taparse un ojo cuando lee o escribe suele ser una señal inequívoca de que la vista no funciona correctamente. En este caso, es importante, como señalan los especialistas, realizar una serie de pruebas diagnósticas (análisis de la visión binocular) para determinar con exactitud cuál es el problema, ya que una simple revisión rutinaria (prueba de agudeza visual) puede no dar con el diagnóstico completo.


    Para detectar el más mínimo problema visual es esencial realizar un examen optométrico que incluya, según los expertos en Oftalmología, el estudio de la binocularidad (visión en 3D), analizar los movimientos del ojo al leer, refracción visual, graduación, sensibilidad al contraste y habilidades visuales en la percepción.

    Pruebas y examen optométrico que, como han insistido los expertos reunidos estos días en el congreso de la Sociedad Española de de Oftalmología, es aconsejable que realicen solo los oftalmólogos, ya que un diagnóstico incorrecto o incompleto puede aumentar los riesgos de agravar los problemas de visión. De hecho, calculan que cerca del 60% de los defectos visuales no suelen desvelarse en las revisiones rutinarias, estando entre los diagnósticos que más se demoran las patologías que comenzaron con un dolor de cabeza asociado al bajo rendimiento escolar o a la fotofobia. Un defecto de la visión, como el estrabismo, puede darse en los más pequeños antes de los seis años. Si no se corrige a tiempo, antes de los 8 años aconsejan los especialistas, la ambliopía (conocida como ojo vago) corre el riesgo de ser irreversible.

    Además de las revisiones y exámenes periódicos, los oftalmólogos también insisten cada vez en los beneficios de la terapia visual, una serie de ejercicios (diseñados a través de sencillos juegos) para estimular los músculos que cubren los ojos y para mejorar la capacidad de concentración. Y es que la salud ocular juega un papel esencial en el desarrollo de los más pequeños. Según subrayan médicos y expertos, hasta los 7 años el desarrollo integral está directamente relacionado con un correcto funcionamiento de nuestra visión.

    757

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosEnfermedades frecuentesMamáNoticias MédicasPrevenciónSalud de MujerOjossalud niños

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares