Navidad 2016

Sexo del bebé: ¿De quién depende?

Sexo del bebé: ¿De quién depende?

Sexo del bebé: ¿de quién depende? ¿Depende solo del azar? Hasta hace unas décadas conocer el sexo del bebé antes del parto era inimaginable. Ahora la pregunta que se hacen los investigadores es si hay factores predeterminados.

por en Embarazo, Mamá, Consejos Bebés, Estoy embarazada, feto embarazo
Última actualización:
    Sexo del bebé: ¿De quién depende?

    El sexo del bebé no es algo que venga directamente determinado por el azar, sino todo lo contrario. De hecho, la madre podría jugar un papel fundamental en el sexo del bebé durante la primera etapa del embarazo. Descubre de quién depende el sexo del bebé.


    El sexo del bebé, ¿depende del azar? Hasta hace unas décadas, si el bebé era niño o niña era una incógnita hasta el momento del parto. Hoy en día, es posible conocer el sexo del bebé mucho antes (a partir de la semana 20 de embarazo y con una ecografía), aunque algunos padres siguen prefiriendo esperar hasta el momento de dar a luz. Sin embargo, el curso de las investigaciones ha abierto nuevas hipótesis y teorías sobre de quién depende o qué factores influyen en el sexo del futuro bebé, más allá del azar.

    Descubrir lo importante que es la madre en la determinación del sexo del futuro bebé fue el punto de partida precisamente para un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Australia, coordinados por la doctora Sarah Pryke. Este estudio constata que en la naturaleza nada sucede por casualidad, ni siquiera a la hora de determinar el sexo del futuro bebé. Hasta no hace tanto tiempo se pensaba que no había factores predeterminados en la determinación del sexo. Sin embargo, según este estudio, incluso la respuesta de la madre a ciertos estímulos puede estar relacionada. El estudio se llevó a cabo en animales, en concreto, aves. Los científicos examinaron a 56 gorriones (de la especie Erithrura), divididos en dos grupos y a los que se administró dos tipos diferentes de dietas. Un grupo tomó una dieta más rica en proteínas y el otro, una dieta más pobre en proteínas. Al final del estudio se constató que las aves que habían tomado menos proteínas habían concebido más hijos.



    Siguiendo con el estudio, la pregunta es por qué las aves que habían tomado menos proteínas habían tenido más pequeños gorriones machos. Según la doctora Pryke, «la respuesta están en que los machos resisten periodos más prolongados de escasez de comida que las hembras, incluso pueden crecer más rápidamente con un alimentación más pobre». No se puede decir, lógicamente, que esta premisa se pueda trasladar directamente a los humanos, pero tal y como señalan los investigadores, sí hace hincapié en la relación entre la capacidad de la especie para sobrevivir vinculada a los recursos ambientales. Según los resultados de este estudio, «parece que las hembras podrían ser capaces de cambiar las estadísticas para asegurar la supervivencia de la especie». Desde el punto de vista biológico, parece que también hay que prestar atención a una hormona, la corticosterona, asociada al estrés, y la cual podría estar involucrada en el sexo del futuro bebé. Por supuesto, esta nueva hipótesis necesita ser avalada científicamente, pero sí apunta a una nueva línea de investigación muy interesante.


    En nuestro país, y solo con fines terapéuticos, se puede elegir el sexo del embrión. Se trata de casos muy concretos, por ejemplo cuando los padres son transmisores de una patología letal o severamente grave para el feto, como la hemofilia o la distrofia muscular de Duchenne. Se realiza a través de dos técnicas: el diagnóstico genético preimplantacional y la selección de espermatozoides. Estas selección se realiza antes de la concepción, eligiendo los espermatozoides con el cromosomo X o Y, fertilizando el óvulo mediante inseminación artificial. Por su parte, el diagnóstico genético preimplantacional requiere aplicar la técnica de fecundación in vitro.

    También te puede interesar: Tabla china: cómo predecir el sexo del bebé.

    794

    ESCRITO POR PUBLICADO EN EmbarazoMamáConsejos BebésEstoy embarazadafeto embarazo

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares