Síndrome de Turner: ¿Por qué afecta solo a las mujeres?

Síndrome de Turner: ¿Por qué afecta solo a las mujeres? Forma parte del capítulo de salud de enfermedades raras, por la falta de información sobre qué es y cuáles son sus síntomas, y por la baja prevalencia, ya que afecta a una de cada 2.500 niñas nacidas en nuestro país. El síndrome de Turner es una alteración genética del cromosoma X y se suele diagnosticar en el primer año de vida.

  • Comenta
sindrome de turner diagnostico

Síndrome de Turner: ¿Por qué afecta a solo a las mujeres? Los problemas de crecimiento (baja estatura) y de desarrollo de los órganos femeninos son las principales consecuencias de un trastorno que afecta, según los datos expuestos por la Asociación Crecer, a una de cada 2.500 niñas nacidas en nuestro país. Una enfermedad prácticamente desconocida y en la que el diagnóstico precoz es muy importante, punto en el que inciden los médicos e investigadores. El síndrome de Turner suele aparecer en el primer año de vida.

¿Qué es el síndrome de Turner? Esta es la primera pregunta que habría que responder, ya que estamos ante una enfermedad prácticamente desconocida y que solo afecta a las mujeres. Los problemas de crecimiento y de desarrollo son las consecuencias directas de un trastorno que, según los datos aportadas por la Asociación Crecer, se diagnostica en una de cada 2.500 niñas, ya que suele aparecer en el primer año de vida. El síndrome de Turner es una enfermedad rara cuya causa es una alteración genética del cromosoma X (carencia parcial o total de un cromosoma X y que se produce durante el periodo de gestación).

Las pacientes con síndrome de Turner no suelen crecer más de 1,40 metros, pudiendo llegar al 1,50 con terapia hormonal de crecimiento. Asimismo, las pacientes también necesitan seguir un tratamiento para su desarrollo genital y, en algunos casos, se pueden presentar problemas en el corazón y los riñones, hipertensión arterial, trastornos visuales como cataratas, artritis y pérdida de la capacidad auditiva. Tal y como se ha señalado anteriormente, en la mayoría de los casos, un 40%, este síndrome se diagnostica durante el primer año de vida. Otro porcentaje importantes de diagnósticos se produce entre los 4 y los 7 años de edad, y más del 10% en la adolescencia (12 a 14 años). Los médicos y expertos insisten en la necesidad de concienciar a la población sobre la importancia del diagnóstico precoz, empezando en este caso por la información sobre qué es y cuáles son los síntomas de este síndrome. Para ello, desde la Asociación Crecer se ha editado una guía de preguntas y respuestas sobre esta enfermedad y dirigida tanto a profesionales sanitarios como a la población general.

Aunque los médicos reconocen que se ha avanzado en el tratamiento de esta enfermedad, todavía queda un largo camino por recorrer en el capítulo de la terapia, ya que es un trastorno que además de las consecuencias físicas también puede conllevar problemas psicológicos.

Comparte este artículo con tus amigos de Facebook

sábado 28/01/2012 escrito por Isabel en

 
Comenta

Recuerda mis datos

Publica un comentario
vuelve arriba