Navidad 2016

Síndrome del príncipe destronado: cómo afrontarlo

Síndrome del príncipe destronado: cómo afrontarlo

Síndrome del príncipe destronado: cómo afrontarlo. La llegada de un nuevo miembro a la familia puede provocar los celos del hermano mayor, celos que pueden llegar acompañado de otras señales a las que hay que prestar atención.

por en Educación de los hijos, Mamá, Celos niños, Consejos Bebés
Última actualización:

    sindrome del principe destronado

    ¿Qué se esconde detrás del síndrome del príncipe destronado?, ¿Cómo reconocerlo y, sobre todo, qué hacer para afrontarlo? La llegada de un nuevo hermanito a la casa puede hacer que el niño sienta celos e, incluso, que se sienta desplazado. No conviene subestimar los celos, un sentimiento que puede derivar en problemas de conducta si no se actúa a tiempo. El papel de los padres, fundamental.


    La llegada de un nuevo hermanito a casa no siempre es bien recibida por todos los miembros, en especial por el hasta ahora rey de la casa, es decir, el hermano o hermana mayor. Y es que el recién nacido, sin saberlo, se convertirá en el centro de atención y esto hará que el niño se sienta desplazado y le asalten los celos. A partir de ahora tendrá que compartir el protagonismo con el recién llegado, una nueva situación que no siempre es bien asimilada. Cuando aparecen los celos, incluso los cambios de actitud y de comportamiento (mayor retraimiento, desinterés), hay que actuar, teniendo paciencia y favoreciendo el diálogo y la comprensión. El papel de los padres es fundamental, tanto para detectar a tiempo los celos infantiles como para actuar de la manera correcta. Celos que son el principal síntoma o señal de lo que se conoce como el síndrome del príncipe destronado, el cual será más o menos pronunciado en función de edades o de si el niño tiene más hermanos. Es importante que el niño entienda que él también fue bebé y que, en ningún caso, el cariño de los padres se verá mermado, todo lo contrario, seguirá siendo el mismo, incluso más, porque a partir de ahora será el hermano mayor.



    La llegada de un nuevo miembro a la familia conlleva lógicamente cambios, por ejemplo, de horarios. El más pequeño de la casa requerirá gran parte de la atención. Todo esto habrá que explicárselo al niño para que no se sienta desplazado y, sobre todo, para que se involucre, por ejemplo, participando en el baño del bebé.

    ¿Cuáles son las señales de alerta de que el niño puede presentar el síndrome del príncipe destronado? Además de los celos, el niño también puede sentir envidia y expresar su deseo de volver a ser pequeño, debido a que considera que de ese modo tendrá la misma atención que el bebé. También es habitual que el niño no muestre interés por el bebé, llegando incluso a ignorar que tiene un nuevo hermanito.

    De igual manera que hay que prestar atención a su comportamiento en casa también hay que estar pendiente de su rendimiento escolar. En algunos casos puede empeorar sus notas y mostrarse más desobediente. Además, también mostrarse más agresivo e irritable, una actitud que los niños pueden adoptar con el objeto de llamar la atención de sus padres.

    Otra señal de alerta es la ansiedad. Ante la llegada del nuevo hermanito el niño puede sentirse más ansioso, sobre todo si tiene que adquirir el rol de hermano mayor. Es importante tener paciencia, el niño necesita tiempo para adaptarse a la nueva situación familiar.

    697

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Educación de los hijosMamáCelos niñosConsejos Bebés

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares