Navidad 2016

Síndrome manos, pies y boca en los niños: Todo sobre la enfermedad de Coxsackie

Síndrome manos, pies y boca en los niños: Todo sobre la enfermedad de Coxsackie

Detrás de este particular nombre se esconde una infección provocada por un virus y que, aunque benigna, puede generar dudas y preocupación.

por en Enfermedades bebes y niños, Mamá, consejos mamás
Última actualización:
    Síndrome manos, pies y boca en los niños: Todo sobre la enfermedad de Coxsackie

    ¿Qué es la enfermedad de Coxsackie? Detrás de este particular nombre se esconde el también conocido como síndrome manos, pies y boca, una infección que, aunque poco conocida, es bastante común en los niños y que está causada por el virus del mismo nombre (el enterovirus Coxsackie A16). El dolor de garganta suele ser la primera señal de alerta, síntoma al que pueden acompañar otros como fiebre, dolor de cabeza, aparición de ampollas en la boca, manos y pies. Vamos a ver, más detenidamente, todo sobre la enfermedad de Coxsackie, síntomas, causas y tratamiento que, como padres, nos pueden servir de ayuda para prevenir.

    La principal causa del síndrome de mano pie boca es, como hemos señalado, una infección provocada por el virus Coxsackie A16. Una infección que puede resultar contagiosa a través de la saliva o mucosidad de la nariz, así como al contacto con el líquido de las ampollas o con las heces. Conviene ser especialmente precavido durante la primera semana. Es un trastorno que puede aparecer a cualquier edad, si bien es más frecuente en los niños de menos de diez años. Otra característica de esta infección es que es más frecuente en los meses de verano y otoño.

    Dolor de garganta, pérdida de apetito, malestar general, llagas en la boca (pueden aparecer en las encías, labios o en la parte interna de la mejilla), ampollas en las manos y en las plantas del pie y, en algunos casos, en la zona del pañal.

    Generalmente los síntomas remiten en unos 7-10 días y sin mayores complicaciones, no siendo necesario en algunos casos tratamiento alguno, salvo vigilar la fiebre y procurar que tome suficiente líquido. Si bien no hay que subestimar este infección y siempre es aconsejable consultar al médico, ya que en algunos casos, aunque es cierto que son la excepción, podría haber riesgo de derivar en problemas más serios como una encefalitis o meningitis viral. Si el niño presenta más de 38 grados de fiebre, si presenta síntomas de deshidratación (por dificultades para tragar), dificultades para respirar, dolor en el pecho o lleva muchas horas sin orinar conviene consultar de manera inmediata al médico.

    También te puede interesar: Síndrome de Marfan en niños: Síntomas y tratamiento y toma nota de cómo afrontar el síndrome de príncipe destronado en niños.

    526

    ESCRITO POR PUBLICADO EN Enfermedades bebes y niñosMamáconsejos mamás

    Navidad 2016

     
     
     
     
     
     
     
    Más populares